Público
Público

Artur Mas, dispuesto a convocar la consulta aunque Catalunya quedara fuera de la UE

"No tenemos la garantía de permanecer dentro ni la seguridad de que nos dejen fuera", dice en un nuevo encuentro con empresarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Artur Mas se declara partidario de convocar la consulta sobre el futuro de Catalunya en cualquier caso, aun sin la certeza de que el nuevo Estado que propone quede dentro de la Unión Europea.

'No tenemos la garantía de permanecer dentro ni la seguridad de que nos dejen fuera', ha explicado en un nuevo encuentro con empresarios, que obviamente es el sector más sensible de la sociedad catalana ante los efectos económicos de la eventual secesión.

Artur Mas ha vuelto de Bruselas sin haber obtenido respuestas claras a su búsqueda de respaldo. Le parece normal. 'No nos pueden dar respuesta hasta que tengan la cuestión encima de la mesa'. De momento, deduce, los políticos europeos piensan que es un asunto que sólo atañe al Estado español. 'Ya lo resolverán entre ellos', cree que piensan en este momento, como han hecho los británicos con los escoceses.

El presidente de la Generalitat no esconde que el camino que ha elegido es difícil. '¿Alguien puede pensar que un proceso como éste no es complicado?' pregunta en voz alta.

Pretende que el electorado catalán decida si quiere tener o no instrumentos políticos equiparables a los que disponen Dinamarca o Austria y con las mismas cesiones de soberanía a la Unión Europea, pero para esa pretensión tampoco tiene definidos quiénes son exactamente sus aliados. 'Aquellos que aman la democracia', dice. 'Mi sensación es que si este proceso se plantea bien, se podrá llevar a cabo en el marco de la Unión Europea y de la zona euro'. No es imaginable, añade, que la UE excluya a Catalunya por el hecho de querer acceder a un status político diferente.

Los empresarios le piden respuestas para aquellos que tienen la mayor parte de su mercado en el resto del Estado español. Artur Mas les contesta que puede que haya mucho ruido pero que sólo cabe prever alguna acción puntual de carácter hostil, porque, si fuera de manera general, la situación se volvería ciertamente contra las empresas catalanas, pero también contra las españolas. '¿Entraríamos en guerra comercial? Es tan absurdo que no se producirá'.

Es normal, recalca, que exista un cierto grado de preocupación en algunos ámbitos. Incluso aconseja prudentemente a algunos que no se signifiquen. 'Lo entendemos', pero asegura que una mayoría muy clara del tejido empresarial catalán no tiene miedo y está dispuesto a acompañarle en el camino que ha emprendido.

'¿Entraríamos en guerra comercial? Es tan absurdo que no se producirá', asegura Mas

Todos los días alguien le plantea: ¿Por qué se limita a hablar de Catalunya como un Estado? ¿Por qué no habla directamente de independencia?

'No me molesta la palabra', 'la sé decir', 'independencia', y 'entiendo a la gente que la pide', señala, pero añade que no le parece la expresión apropiada, porque aunque Catalunya tuviera un Estado, no sería independiente. 'Queremos el marco de la Unión Europea', en una Europa federal de verdad y no el híbrido que existe actualmente. Artur Mas se declara partidario de una Europa con su capital federal, su presidente, elegido como acaban de hacer en Estados Unidos, su diplomacia y un banco central, que cuando hay que actuar, actúa.

Más noticias en Política y Sociedad