Público
Público

Las aseguradoras se niegan a indemnizar a la familia Meño

Ambas partes se han reunido en un acto de conciliación sin resultados. La familia pide 1,65 millones de euros pero las aseguradoras no ofrecen ningún acuerdo

EFE/ PUBLICO.ES

La familia de Antonio Meño, el hombre que ha permanecido más de 21 años en coma tras ser sometido a una intervención quirúrgica, ha acudido este jueves a un acto de conciliación con las aseguradoras para tratar sobre la indemnización que les corresponde, pero no han conseguido llegar a ningún acuerdo.

Aunque un nuevo juicio sobre el caso podría evitarse si ambas partes alcanzaran un acuerdo, las aseguradoras demandadas no han querido realizar ninguna oferta ante la propuesta de la familia Meño, que pide 1,65 millones de euros en concepto de indemnización.

Por tanto, en un plazo de hasta 15 días ambas partes deberán encontrarse de nuevo en el Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid "para intentar llegar a un acuerdo y no tener que ir a juicio", ha explicado Juan Carlos Izquierdo, el abogado de la familia. Si esto no ocurre, habrá "un juicio ordinario" que podría "llevar uno o dos años en primera instancia" ha indicado el abogado.

Según Izquierdo, durante el encuentro se ha producido "una conciliación sin adherencia" y los seis demandados "se han opuesto" a la petición de la familia Meño, que ha "ratificado la cantidad que venimos pidiendo de 1.650.000 euros netos". Sin embargo, Izquierdo se ha mostrado optimista y ha afirmado que alcanzar un trato es posible: "Pienso que vamos a poder llegar a un acuerdo". 

No se ha mostrado tan optimista la madre de Antonio Meño, Juana Ortega, que ha acudido al acto junto a su hijo. Juana se ha declarado "indignada" por el trato recibido en la vista por parte de los demandados y ha asegurado que seguirán "adelante" para que se haga justicia. En sus palabras, esta mañana su pretensión era "haber llegado a un acuerdo para que se hicieran cargo de cómo está mi hijo y corrieran con los gastos que se necesitan para él", pero "se han negado".

Pero Juana no abandonará este proceso: "La negativa me da igual (...) tengo 66 años, viviré otros diez o doce para llevar adelante estos juicios y voy a seguir adelante". "En el año 93, a mi hijo le daban un millón cincuenta mil euros, lo dijo el primer juez y por supuesto, no vas a bajar por debajo de eso más los intereses correspondientes en 18 años. Nosotros hemos partido de esa base, ellos no han ofrecido nada", ha resumido tras el encuentro. 

Por su parte, el padre del afectado, Antonio Meño, ha reconocido que se había sentido "supernervioso" y "humillado", porque en la reunión la parte contraria dijo que se había producido "un fraude procesal". "Se puede llegar a un acuerdo o no, pero hay palabras que son humillantes", ha dicho Antonio.

En caso de que no se logre un acuerdo, los familiares de Meño no descartan que en última instancia tenga que repetirse el juicio como acordó el Tribunal Supremo (TS) al anular la sentencia que les había condenado a pagar 400.000 euros por las costas del proceso inicial que concluyó sin ninguna condena por negligencia.

No obstante, el TS dio posteriormente la razón a los demandantes y ordenó revisar la causa tras la aparición de un nuevo testigo que aseguró que durante la intervención a la que fue sometido Meño en la clínica Nuestra Señora de América de Madrid se ausentó el anestesista.

Más noticias de Política y Sociedad