Público
Público

Cayo Lara avisa de que IU "faltaría a su palabra" si no apoya a Vara

Admite que la federación se juega en Extremadura la credibilidad del proyecto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En toda esta semana de idas y venidas a cuenta del próximo Gobierno de la Junta de Extremadura, Cayo Lara, el máximo responsable de Izquierda Unida, ha reiterado que la posición oficial de la organización es una y sólo una: que “ni por activa ni por pasiva” dejará gobernar al PP. Una postura refrendada en varias ocasiones por el Consejo Político Federal, su más importante centro de poder. El coordinador volvió a recordarlo ayer lunes, y al tiempo asumió que, si ocurriese lo contrario, que la federación extremeña permitiese la investidura del conservador José Antonio Monago, entonces IU “faltaría a la palabra” dada a los ciudadanos, mil veces repetida durante la campaña electoral del 22-M.

“A la palabra no se puede ni se debe faltar –señaló en el arranque de su entrevista en En días como hoy, de RNE–. Sería una falta de honestidad de IU violar esa palabra”.

La dirección federal irá a las asambleas locales a convencer a los militantes y  simpatizantes

Lara tenía ayer su primera oportunidad de evaluar la decisión que el Consejo Político Regional de IU Extremadura tomó la víspera: convocar una consulta “no vinculante” entre afiliados y simpatizantes de la federación –unas 2.000 personas en total– para que opinen sobre qué deben hacer los tres diputados de IU: o abstenerse (lo que daría el Gobierno al PP, la lista más votada y con 32 escaños), o apoyar la investidura del socialista Guillermo Fernández Vara (30 actas) sin entrar en el Ejecutivo, o bien respaldar al candidato del PSOE y además integrarse en la Junta.

Las cosas no están nada claras y la victoria de la segunda opción –la que defendió ayer abiertamente el líder de IU– no está ni mucho menos asegurada. Por ello Lara apeló a la dirección regional a no dejarse llevar por las vísceras y sus ganas de pasar factura al PSOE por su “prepotencia”.

“La organización [en Extremadura] es madura, de peso, con gente plenamente responsable –dijo–. La consulta está muy bien, pero tienen que entender que se puede investir a un Gobierno socialista, pero negociando, y que no tienen por qué formar parte del Gobierno” para así seguir abanderando su “contrato” con los ciudadanos, su insistencia en las “políticas de empleo, la defensa de lo público y la lucha contra la corrupción”. En cambio, no vio “condiciones” para entrar en el Ejecutivo de Vara.

El candidato del PP, José Antonio Monago, ve 'factible' una coalición con IU

Lara fue preguntado por la postura de IU Abierta, el ala afín a Gaspar Llamazares, que le culpa de la confusión actual al haber equiparado a las dos grandes fuerzas antes y durante la campaña del 22-M. “Hemos teorizado que en política económica, las políticas del PSOE son similares a las del PP”, respondió. Sin embargo, el partido de Mariano Rajoy representa “más neoliberalismo” y está “en las antípodas de IU”, mientras que la 'base social' de los socialistas 'es muy parecida' a la de la federación. “Si condicionamos al PSOE sí podemos cubrir una parte de las aspiraciones de la sociedad extremeña, y no debemos defraudarla”, continuó.

IU Extremadura prefirió el silencio. “No vamos a comentar las palabras de Cayo. No queremos la guerra entre federaciones”, contestó a Público un alto dirigente.

En Madrid, la cúpula no contempla un tropiezo, consciente del varapalo que supondría al discurso de Lara, más con unas elecciones generales tan a la vista. Por eso ayer por la tarde la ejecutiva federal acordó “ayudar” a la federación extremeña en su proceso, acudiendo a las asambleas locales para “convencer” a la militancia de que hay que investir presidente a Vara y dialogando con Ferraz, la sede federal socialista. También se pactó hacer del PSOE corresponsable de las negociaciones, hacerle ver que el respaldo no es 'gratis'. “Que le pregunten a ellos, que Vara diga qué va a cambiar”, resumía Miguel Reneses, secretario de Organización y mano derecha de Lara.

SIEX, aliados el 22-M, se inclinan por gobernar con Vara 'con todas las consecuencias'

Sí terciaron ayer los otros protagonistas regionales del enredo. Los Socialistas Independendientes de Extremadura (SIEX), aliados de IU el 22-M, se inclinan por “entrar a gobernar” con el PSOE “con todas las consecuencias”, para que en la medida de lo posible “se pueda aplicar el programa electoral de IU-SIEX”, informa Efe.

Monago, mientras, coqueteó a las claras con la federación: dijo ver “factible” una coalición de PP e IU, porque “la política en Extremadura tiene su particularidad” y “el PSOE es una máquina de poder que copa la vida política y civil de la región”.

Los socialistas mostraron su “respeto” al debate en IU y le garantizaron su apoyo en los ayuntamientos donde le necesite. En la dirección regional incidían en que Vara está “dispuesto a hablar de todo”: del aval del Ejecutivo a la la refinería de petróleo en Tierra de Barros (al que IU se opone), de la reforma de la Ley Electoral o de una fiscalidad progresiva.


“Confiamos en la sensatez y responsabilidad de IU. Si deja gobernar al PP, el electorado volvería a castigarle. Hay odios atávicos entre PSOE e IU que hay que superar. A IU le falta experiencia de gobierno, pisar suelo. Les pedimos que se atrevan, que se mojen”, sostenía una miembro de la ejecutiva.


La primera de 120 // Hoy martes, a las 20 horas, se reunirá la asamblea local de Mérida, en la que están censadas unas 90 personas, entre militantes, candidatos y apoderados. Luego los participantes votarán por correo. Será la primera cita del total de 120 asambleas.

El objetivo // Como informó ayer la agrupación en su web, se persigue “poner en común los argumentos” de militantes y simpatizantes de Mérida, quienes “más tarde podrán votar individualmente por correo”.

Escrutinio no publicado // La dirección regional acudirá a las asambleas para exponer pros y contras, pero no para orientar el voto. En principio, no dará a conocer el escrutinio hasta el 20 de junio, cuando acabe el proceso en la región, y para que no haya interferencias entre cada una de las agrupaciones.

La forma de recuento // Realmente hay dos alternativas: apoyar o no apoyar a Vara, de tal forma que pare que gane la abstención, deberá superar la suma de los votos de respaldo al PSOE (en sus dos vertientes: entrar o no en el Ejecutivo).