Público
Público

Defensa "Negar la realidad española" es una "importante amenaza" según Defensa

El informe 'Entorno Operativo 2035', que marca las prioridades del Ejército español para los próximos 15 años, identifica los ciberataques, las campañas de desinformación y la integridad territorial como algunos de los principales retos.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 6

Imagen de un carro blindado del Ejército. ARCHIVO

Un amplio informe elaborado por el Ministerio de Defensa identifica los retos a los que se deberán enfrentar las Fuerzas Armadas a medio plazo. Se trata de 'Entorno Operativo 2035', que señala algunos asuntos de naturaleza interna, como la "cohesión territorial", entre dichos retos.

El informe, de más de 100 páginas, se basa en estudios previos (especialmente en el documento de IEEE 'Panorama de tendencias geopolíticas. Horizonte 2040') y en él han participado 94 expertos militares, así como personal procedente del mundo de la empresa y de la universidad.

En él, aparte de destacar la necesidad de la modernización de los ejércitos y su adaptación a los nuevos entornos como la llamada 'guerra híbrida', llama la atención que se señale la "cohesión territorial" de España como una de las "vulnerabilidades" que pueden convertirse en "amenaza" a la seguridad y defensa.

Dichas vulnerabilidades, según este estudio, abarcan desde las fronteras con el Magreb o el Sahel, regiones de "gran inestabilidad"; la vulnerabilidad de nuestras líneas de suministro; los problemas de cohesión territorial dentro de España; la baja tasa de natalidad y la realidad demográfica española; la elevada dependencia energética del exterior; la baja conciencia de la sociedad española en temas de seguridad y defensa; la vulnerabilidad intrínseca de las infraestructuras críticas y los servicios esenciales, derivada de la conectividad generalizada; y una limitación de recursos dedicados a la innovación e inversión tecnológica.

De este modo, el informe afirma que "desde el punto de vista de los posibles retos internos a la soberanía nacional, al ordenamiento constitucional o a la integridad territorial, la construcción de narrativas para negar la realidad española es uno de los más importantes a los que se enfrentará España en los próximos años".

"La construcción de narrativas para negar la realidad española es uno de los retos más importantes"

Es decir, el documento alerta de los discursos nacionalistas —con la cuestión secesionista de Catalunya de fondo— como un factor incluido en el entorno operativo del Ejército. Para ello, recuerda que "las Fuerzas Armadas, de acuerdo con el artículo 8.1 de la Constitución, tienen atribuida la misión de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional", tal y como ordena el artículo 15 de la Ley Orgánica 5/2005 de 17 de noviembre de la Defensa Nacional.

Así, para Defensa, los posibles retos que podrían atentar contra los "intereses vitales españoles" podrían ser tanto de naturaleza externa como interna. "Entre los segundos, cabe destacar los problemas de cohesión territorial", reza el documento, algo que ya destaca la Estrategia de Seguridad Nacional 2017, aunque no alude directamente a las Fuerzas Armadas: "Los desafíos a la legalidad y al interés general de España requieren una respuesta desde el Estado de derecho con objeto de garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos".

Desinformación y manipulación

Asimismo, el informe alerta también sobre los ciberataques y las campañas de manipulación y desinformación, "consecuencia de la emergencia de nuevos ámbitos de operaciones, como el ciberespacio o el cognitivo".

Según el documento, "las campañas de manipulación y desinformación tienen como objetivo 'sugestionar' a las sociedades, especialmente al ámbito psíquico de los individuos que las componen, apuntando directamente a las opiniones, actitudes, voluntades, visiones, creencias, sentimientos, etc., a fin de modelarlas y emplearlas, mediante la distorsión de la percepción, de acuerdo a sus intereses".

El texto indica que "el ciberespacio podría ser el medio empleado para difundir narrativas políticamente interesadas a través de la realización de campañas de manipulación y desinformación". Por tanto, para combatir esta posibilidad, las Fuerzas Armadas "deberán ser capaces de conocer y contrarrestar la información adversaria difundida, así como de realizar operaciones de información a través del ciberespacio, con objeto de asegurar los intereses españoles".

Este informe busca también la complicidad tanto de los ciudadanos como de los medios de comunicación para tratar de evitar "percepciones negativas en la sociedad" de los Ejércitos cuando intervengan en conflictos. "Para legitimar nuestras posiciones deberemos estar en los medios de una forma activa y anticipativa", afirma el documento, que añade: "Deberemos ser los primeros en informar, a riesgo de perder en rigor".

Más noticias en Política y Sociedad