Público
Público
Únete a nosotros

La educación pública es la mejor, según la mayoría de españoles

Según el CIS, el 35,8% de los encuestados la prefiere frente a la privaday la concertada y la señala como primera opción para sus hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a los recortes que está llevando a cabo el PP y los intentos de la derecha mediática de atacar a la educación pública, la mayoría de ciudadanos españoles piensa que es la que mejor funciona, frente a la privada y la concertada. Además, la señalan como su opción favorita para la educación de sus hijos. Así se desprende del último barómetro del CIS [descargar aquí], realizado entre el 2 y el 11 de marzo de 2012, que ha analizado las actitudes y opiniones de los españoles sobre la enseñanza y la educación.

A la pregunta de qué enseñanza funciona mejor, el 35,8% responde que la pública, el 24,5% la privada y el 14,3% la concertada. En caso de poder elegir, el 54,2% de los ciudadanos dice que apuntaría a su hijo en un centro de infantil de titularidad pública, frente al 23,9 % que se decanta por uno privado y el 13,9 que lo hace por uno concertado. Números similares se registran en el caso de la educación primaria (el 54,1% prefiere un colegio público frente al 23,1% que se decanta por un privado y el 16,5% por un concertado), secundaria (51,8 público por 26,6 privado y 14,9 concertado) y universidad (64,3%, 25,5% y 0,1% respectivamente).

Además, el 56,8 % de los españoles cree que el Estado gasta demasiado poco en educación, mientras que un 50,7 % considera lo mismo en el caso de las comunidades autónomas, un dato que se completa con la pobre consideración que seis de cada diez tienen sobre la situación de la enseñanza.

Sobre la situación de la enseñanza en España, el 61,8% emite una opinión negativa: el 38,2% la califica como 'regular'; el 17,8 como 'mala' y el 5,8% como 'muy mala'. La 'falta de medios' es la principal causa de esa situación deficiente a juicio de la mayoría de españoles, seguido de que 'se exige poco a los estudiantes' y de 'la baja motivación del profesorado'.

Para el 40,5%, la enseñanza hoy es peor que hace diez años, en contraste con el 30,6% que la observa mejor y el 19,5% que la ve igual. En cuanto a la formación que tienen los niños cuando acaban la ESO, los españoles, en una escala de puntuación de 0 a 10, les ponen suspenso en 'formación para hacer frente a la vida adulta y lograr autonomía' (4,61); en 'estilo de vida saludable y rechazo hacia las sustancias nocivas' (4,61) y en 'formación y habilidades suficientes para conseguir un empleo' (4,41). En cambio, les dan aprobado, eso sí, raspado, en 'formación y conocimientos para seguir estudiando a lo largo de la vida' (5,43) y 'formación para hablar y argumentar correctamente' (5,34).

Según la encuesta de marzo del CIS el paro sigue siendo el problema que más preocupa a los españoles, que apenas muestran inquietud ante la reforma laboral aprobada el pasado febrero o por los recortes que está llevando a cabo el Ejecutivo.

El sondeo revela un crecimiento de la preocupación por el desempleo, la máxima inquietud para el 84,0% –crece hasta situarse en los niveles de mayo de 2011, cuando era del 84,1%– por delante de los problemas relacionados con la economía (49,2%) y de la clase política y los partidos (18,1%, todavía en tercer lugar, pero baja un punto, desde el 19,4% del anterior barómetro). Repunta asimismo la inquietud por la sanidad (del 7,1% de febrero al 9,3% de marzo) y la educación (del 6,3% al 9,9%, y salta del séptimo al quinto puesto en la lista de preocupaciones ciudadanas), mientras que el terrorismo y ETA son ahora un problema marginal para la sociedad (1,3%).

Apenas un 1,2% de los encuestados expresa desasosiego ante la reforma laboral, que entró en vigor el 12 de febrero, y únicamente al 1,7% le causan inquietud los recortes.

La reforma laboral fue origen de la huelga general que el 29 de marzo convocaron los sindicatos y, precisamente, el estudio postelectoral del CIS, elaborado entre noviembre de 2011 y enero de 2012, incluye preguntas sobre la participación de los españoles en diferentes tipos de protestas.

El estudio refleja que la mitad de los españoles nunca ha hecho huelga (59,7%) ni ha asistido a una manifestación autorizada (50,5%), pero tampoco ha protagonizado acciones como ocupar edificios, participar en encierros o bloquear el tráfico.

Más noticias en Política y Sociedad