Público
Público

Gastos Hipotecarios El presidente del Tribunal Supremo se reúne de urgencia con los jueces del impuesto hipotecario

Carlos Lesmes ha convocado de urgencia una reunión sin "carácter jurídico" que no anulará la convocatoria del pleno en la que se decidió avalar el pago por parte de la banca de los actos jurídicos documentados vinculados a una hipoteca.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carlos Lesmes junto a Luis María Díez-Picazo. EFE

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha reunido este lunes a partir de las 10.00 horas a los seis jueces del tribunal contencioso-administrativo de este órgano que dictaron sentencia sobre el impuesto hipotecario y a Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala Tercera de lo contencioso-administrativo, después de que éste haya decidido revisar la nueva jurisprudencia en un pleno, según ha adelantado este lunes la Cadena Ser.

Se trata de hacer balance de daños y conocer lo sucedido después de Díez-Picazo  dejara en el aire la decisión de los primeros de atribuir a las entidades bancarias el pago de este tributo.

La reunión es de carácter interno y no tiene trascendencia jurisdiccional, pues en ella no se tratará la decisión que debe tomar el pleno de lo contencioso-administrativo. El acto obedece a la necesidad de limar asperezas entre Nicolás Maurandi, presidente de la Sección que dictó la sentencia -que cambió la jurisprudencia existente hasta el momento sobre el sujeto pasivo al que corresponde el pago del impuesto de hipotecas-, y el propio Díaz Picazo.

Se trata un “control de daños” entre el presidente del Supremo y el del Consejo General del Poder Judicial, que no anulará la convocatoria del pleno en la que se decidió avalar el pago por parte de la banca de los actos jurídicos documentados vinculados a una hipoteca, según han aclarado fuentes conocedoras de la convocatoria.

Luis María Díez-Picazo, magistrado del Tribunal Supremo, fue quien tomó la decisión de detener todos los recursos sobre el impuesto hipotecario y llevar el caso a pleno para revisar la jurisprudencia establecida por los jueces de la sección segunda.

La reunión no anulará la convocatoria en la que se decidió avalar el pago de la banca de los actos jurídicos vinculados a una hipoteca

El presidente de la sala de lo contencioso-administrativo, Díez-Picazo, sabía desde enero que esta sección estudiaba el caso. Por ello, en un auto firmado en el mismo mes, cursaba la solicitud para que la sección encargada del recurso de la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas revisara y estudiara de nuevo la resolución y así sentar jurisprudencia, asumiendo entonces que los principios en torno a este impuesto hipotecario podían afectar a "un gran número de situaciones".

Por la parte de los consumidores, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha convocado varias asambleas, en más de treinta ciudades de todas las comunidades autónomas, para informar a los consumidores hipotecados afectados por el abuso de los denominados "gastos hipotecarios".

La reunión se celebrará de forma paralela al pleno que los 31 jueces de la sala de lo contencioso-administrativo celebrarán en los próximos días para revisar la nueva jurisprudencia en torno al impuesto hipotecario. Por su parte, la sección segunda afirmó el jueves que eran los bancos y no los clientes los que debían responder ante Hacienda por el impuesto.

El fallo del Tribunal deja en suspenso la aplicación de la sentencia

Por otro lado, la asociación de Juezas y Jueces para la Democracia ya criticó la decisión del Tribunal Supremo de revisar la sentencia que dictó que los bancos son quienes deben pagar el impuesto de las hipotecas. En ese sentido, los magistrados califican el escrito del organismo judicial de "intolerable".

Tanto el fallo de este tribunal como la decisión de Díaz Picazo de dejar en suspenso la aplicación de la novedosa sentencia en espera de que el Pleno de la Sala -compuesto por 31 magistrados- la confirme o anule en las próximas semanas ha creado una situación sin precedentes en el alto tribunal, que Lesmes trata de reconducir con la reunión de este lunes, dado su fuerte impacto económico y social.

Consecuencias para las entidades financieras

La sentencia cuestionada anula un artículo del reglamento del impuesto que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto, por ser contrario a la ley. En concreto, se trata del artículo 68.2 de dicho reglamento, aprobado por Real Decreto 828/1995, de 25 de mayo.

La sentencia anula un artículo sobre el impuesto que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto

Al mismo tiempo, implica la modificación de su jurisprudencia anterior y anulaba una sentencia previa, del 28 de febrero de este mismo año, en la que dictaminó que son los clientes quienes debían pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la constitución de hipotecas, de acuerdo con lo acordado por el Pleno de la Sala Primera del alto tribunal, que dio la razón a los bancos. 

El hecho de que sea el banco el que debe abonar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en las escrituras públicas de una hipoteca, así como el posible carácter retroactivo de la decisión, podría lastrar las cuentas de las entidades financieras.

Más noticias en Política y Sociedad