Público
Público

Multados muy por encima de 110 km/h

‘Público' acompaña a la Guardia Civil en el control de un tramo con el nuevo tope de velocidad. Todos los infractores hubieran sido sancionados también con el límite a 120 km/h

Ó. LÓPEZ-FONSECA

Falta un cuarto de hora para las diez de la mañana. Tres agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil instalan con la rapidez que da la rutina un control en el kilómetro 69 de la M-50, una de las autovías que rodean Madrid. Las señales ya advierten que ese es un tramo por el que ya no se puede circular a más de 110 km/h.

9.55

Han pasado sólo diez minutos cuando el vehículo camuflado en el que está instalado el radar detecta al primer infractor. "Mercedes descapotable a 151 km/h", anuncia por la emisora el agente que vigila el dispositivo. El cabo primero Granell y el brigada Agustín se dirigen rápidamente al borde de la calzada y con la mano intentan que los vehículos aminoren la marcha y se echen al carril de la izquierda. Pretenden dar el alto al infractor para comunicarle la sanción. No es posible. Va demasiado deprisa e intentar detenerlo hubiera sido un riesgo para él y los otros conductores. "Ya le llegará la denuncia a su domicilio", señala el brigada. A su conductor le espera una sanción de 300 euros y la retirada de dos puntos de su carnet, idéntica a la que hubiera recibido con el límite de velocidad a 120 km/h. "Cuando un coche circula a esta velocidad, está claro que a su conductor le da lo mismo el nuevo límite y el antiguo", reflexiona en voz alta su compañero.

10.15

El radar vuelve a detectar a un conductor a más de 110 km/h. En este caso va al volante de un Citröen C4 que circula a 136 km/h. "Nuestro verdadero objetivo no es multar, como piensa la gente, sino prevenir accidentes, que nuestra presencia obligue a la gente a levantar el pie del acelerador", señala el cabo primero mientras permanece atento a la emisora y prepara la denuncia para el apresurado conductor del C4: 100 euros.

En dos horas de control, se denuncia a 8 conductores por exceso de velocidad

10.25

Los agentes aún están anotando los datos del infractor anterior cuando hay un nuevo aviso: un Mini a 140 km/h. Otros 100 euros de multa. "Los controles se sitúan, sobre todo, en los lugares con un alto índice de siniestralidad. Se trata de evitar accidentes, no de multar", insiste el agente Granell. ¿Cuándo un punto kilométrico pasa a ser considerado negro? "Cuando registra tres accidentes o más en un tramo de 500 metros", detalla.

10.29

Un Opel Astra se convierte en el cuarto vehículo pillado. Va a 136 km/h y, por tanto, será sancionado con 100 euros. El cabo primero insiste en que no todo son excesos de velocidad, y en ese momento la carretera muestra un ejemplo: cuatro vehículos pesados circulan con una distancia entre ellos muy inferior a la mínima de seguridad. "Si el de delante se ve obligado a frenar, el accidente grave está asegurado".

10.39

Otro infractor detectado. También conduce un Opel Astra, aunque en este caso la velocidad es 140 km/h. La multa: 100 euros. Pese a que ya van cinco, los dos guardias civiles coinciden en señalar que "la gente protesta, pero al final respetará" el nuevo límite. "Lo que sí se notó fue el carnet por puntos", añade el cabo primero.

10.59

"Seat León blanco. 148 km/h". Un nuevo aviso, una nueva multa. En este caso, el nuevo límite de velocidad sí tendrá consecuencias en el bolsillo del infractor. Los 100 euros que hubiera pagado 24 horas antes se han convertido ahora en 300 euros. "Nos creemos buenos conductores, pero en España se conduce falta. Las rotondas son un ejemplo de ello", asegura el agente Granell con la firmeza que dan las horas a pie de arcén.

11.13

La intensidad del tráfico disminuye, pero no la de infractores. "Todoterreno negro a 137 km/h", avisa la emisora entre ruidos de interferencias. Su conductor recibirá en el buzón de casa la correspondiente multa de 100 euros. En ese momento, sobrevuela la zona un helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT). "Dentro de poco también ellos van a llevar radares", comentan los agentes, encantados por la que creen que será "una buena ayuda".

11:15

Otro todoterreno negro. Es un Nissan Qashqai a cuya conductora hacen parar a un lado. "Iba conduciendo a 142 kilómetros por hora", le comunica el cabo primero antes de anunciarle que la multa es de 300 euros, 200 más que cuando el límite era 120 km/h. "No iba mirando el cuentakilómetros", se excusa su conductora, Almudena, una madrileña a la que le queda el consuelo de que al menos no perderá puntos.

11.45

El control lleva ya dos horas y hay que levantarlo. En este tiempo, los agentes han denunciado a ocho conductores que, como destacan los guardias civiles, también hubieran sido multados con el límite a 120km/h. En unos minutos, el control estará en la carretera comarcal M-511, donde la velocidad permitida es de 90km/h. "Allí no ha habido cambios, pero es un punto negro", explican.

¿Cuánto dinero se ahorra?

El Gobierno tasa el ahorro anual que supondrá para España en 6.000 millones de euros. Al reducir la velocidad de 120 a 110 kilómetros, el consumo del vehículo desciende entre un 11% y un 15%. La aseguradora CPP estimó ayer que la nueva norma traerá consigo un aumento en el número de reclamaciones de multas por exceso de velocidad. La compañía analizó las reclamaciones de sus clientes en 2010 y concluyó que la mayoría fueron por exceso de velocidad, muy por encima del aparcamiento indebido, el no llevar cinturón o la alcoholemia.

¿Por qué se redujo la velocidad máxima?

El Gobierno justifica la medida por la subida del precio del crudo. Pero la limitación no será indefinida: durará cuatro meses, hasta el 30 de junio. Entonces se hará balance y se decidirá si se prorroga.

¿Hay nuevas multas?

La Guardia Civil multa, desde ayer, a los conductores que circulen a velocidades superiores a los 110 kilómetros por hora en autopistas y autovías. Pero la reducción del límite no afecta a la pérdida de puntos.

¿Cuánto suben las sanciones?

A los conductores que circulen entre 111 y 121 kilómetros por hora se les puede imponer una multa de 100 euros. Hasta 140 km/h, se mantiene la sanción previa al cambio normativo (100 euros). Para los que pisan más a fondo, aumentan las multas en casi todos los tramos. La mayor subida es entre 141 y 150 kilómetros por hora, al pasar de 100 a 300 euros. A partir de los 151, también aumentan las sanciones. La pena de cárcel (de tres a seis meses) y multas de hasta 144.000 euros se empezará a aplicar a quien supere los 191. 

Más noticias de Política y Sociedad