Público
Público

Rubalcaba acude a la Moncloa con la voluntad de llegar a acuerdos

El líder del PSOE exigirá a Rajoy la convocatoria de una conferencia de presidentes autonómicos y reclamará una postura común de España ante la UE. El Gobierno no descarta que en la reunión de hoy puedan

Los socialistas querían que fuera el Gobierno el que hiciera un gesto de acercamiento hacia el principal partido de la oposición, sobre todo después de la aprobación del decreto sobre RTVE que puso fin al consenso para elegir al presidente de la Corporación. Pero, según ha explicado este mediodía el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, finalmente ha sido él el que ha solicitado la reunión con el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que tendrá lugar esta misma tarde.

Rubalcaba acudirá a la cita con la voluntad de llegar a acuerdos y con la intención de dar cumplimiento al pacto adoptado con el PP para la renovación de los diferentes órganos del Estado antes del final del periodo de sesiones. "El acuerdo sigue siendo válido", ha dicho el dirigente socialista. Fuentes socialistas han considerado, en cambio, que no creen posible que en el encuentro de esta tarde salga, por el momento, ninguno de los nombres para el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, o el Defensor del Pueblo, entre otras instituciones.

"No puedo confirmar si se darán nombres o no. Depende de cómo se avance", asegura Santamaría

No obstante, por la parte del Gobierno, eso tampoco está tan claro. La vicepresidenta del Ejecutivo ha dejado la puerta abierta a que durante la entrevista se pongan candidatos sobre la mesa. "Dependerá de cómo se avance y cómo se plantee la conversación. Nombres no puedo dar, ni puedo confirmar si se darán o no [en el encuentro]. Dependerá en principio de la voluntad en cada uno de los ámbitos", ha contestado a los periodistas. Soraya Sáenz de Santamaría ha incidido en que el Gobierno busca la "máxima estabilidad institucional", y en que hay organismos todavía pendientes de renovar, si bien ha obviado que esa parálisis es en buena medida producto de la cerrazón del PP en los tiempos de José Luis Rodíguez Zapatero. La número dos ha puesto como ejemplo de "operatividad muy dificultosa" la de RTVE. "Espero que en ese clima de fortalecer las instituciones, pueda lograrse un entendimiento entre el presidente del Gobierno y Pérez Rubalcaba, ya que –ha agregado– sería positivo por cuanto la estabilidad institucional también contribuye, y mucho, a la estabilidad económica". Lo cierto es que ya en febrero, en su primera cita, los dos acordaron darse hasta junio para proceder al relevo en las instituciones. Nada se ha cumplido hasta ahora. Y el ambiente se ha envenenado, precisamente, por la decisión unilateral del Gobierno de cambiar las reglas de juego en RTVE.  

Lo que sí planteará Rubalcaba será la necesidad de celebrar una conferencia de presidentes autonómicos para hablar sobre economía y sobre los diferentes planes de ajuste aprobados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de la semana pasada. También reclamará al jefe del Ejecutivo que garantice que se mantengan los servicios públicos, y tratará de llegar a una stura común sobre la reforma del sistema financiero.

Sobre este asunto, Rubalcaba se ha comprometido a "estudiar" la posibilidad de que Bankia y otros bancos con problemas se conviertan en entidades públicas, y ha vuelto a exigir responsabilidades a los actuales responsables de Bankia, pero también a los que lo fueron en periodos anteriores. "Bankia no se estropea en un año o en dos. El problema tiene raíces profundas", ha asegurado, tras reunirse con el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán.

Pero, sobre todo, Rubalcaba y Rajoy hablarán acerca de la política económica de Europa. Sobre la necesidad de que se reoriente esa política de la UE hacia el crecimiento, y sobre la creación de los eurobonos para que "países como España puedan asumir su deuda", ha dicho. En opinión del líder del PSOE, es "importante" que los partidos españoles vayan a Bruselas "con una sola voz".

Los intereses de la entrevista son, desde luego, dispares, porque Rajoy lo que persigue es compartir con Rubalcaba, y con el resto de formaciones políticas, "los objetivos" en el ámbito de la Unión Europea hacia la mayor "armonización fiscal y política" y, sobre todo, recabar su apoyo a las reformas estructurales que está poniendo en marcha.

Más noticias de Política y Sociedad