Público
Público

Seat dobla sus pérdidas hasta los 30 millones de euros

El mercado del automóvil marcha mal, y esta realidad se traslada directamente a las cuentas de los fabricantes

G.A./AGENCIAS

El mercado del automóvil marcha mal, y esta realidad se traslada directamente a las cuentas de los fabricantes. Seat perdió en los primeres nueve meses del año 30 millones de euros, frente a los 12 millones en rojo que figuraban en septiembre del año pasado. Los datos los facilitó el grupo Volkswagen el Alemania, adelantándose de nuevo al anuncio de los datos por parte de su filial en España.Tan sólo han pasado siete meses desde que el presidente de Seat, Erich Schmitt, anunciara con cierta euforia que Seat logró finalmente cerrar 2007 con números negros, un año antes de lo previsto. Si 2007 fue mejor de lo esperado, 2008 se está convirtiendo en una gran pesadilla. La cifra de negocio se situó en 4.046 millones de euros, un 8,8% menos frente a los 4.439 millones que ingresó en el mismo período del año anterior.
Según la matriz de Seat, los motivos son el claro descenso de ventas en España, con un retroceso acumulado del 22% hasta septiembre. Aunque más de 8 de cada 10 coches producidos en las factorías automovilísticas del territorio se destinan a exportación, en el caso de Seat España sigue siendo su principal mercado, lo que la hace más vulnerable a las inercias internas. Las ventas alcanzaron las 291.000 unidades en el tercer trimestre, casi un 5% menos respecto a los 306.000 vehículos que logró comercializar el año anterior.

Como nota positiva, Volkswagen destacó que el nuevo Ibiza está teniendo una buena acogida.  La filial de Volkswagen entró en pérdidas en 2005 después de una década de beneficios y logró recuperarse en 2007, cuando registró un beneficio operativo de 8 millones.Las entregas del grupo Volkswagen en España cayeron hasta septiembre un 19% hasta los 224.163 vehículos. Aún así, la cuota de mercado de la alemana subió 1,2 puntos porcentuales, hasta el 22,6%. Frente a las pérdidas de Seat, la matriz exhibió buenos resultados. La automovilística aumentó su beneficio neto un 28,5% hasta los 3.733 millones de euros respecto 2007.

Los planes de expansión de Seat quedan por el momento paralizados. El plan de negocio pasa por aumentar la producción en la factoría de Martorell hasta los 500.000 vehículos en 2010, como parte del plan de mejora de la rentabilidad que preveía sacar el máximo partido a las instalaciones barcelonesas.

Por el momento, la realidad dista mucho de estos propósitos. Las previsiones de producción caen un 15%. A finales de año se habrán fabricado 397.000 coches, frente a los 445.000 que se contemplaban en un inicio. La dirección ha puesto sobre la mesa un expediente de regulación de empleo (ERE) que supone enviar varios días a casa a unos 4.000 trabajadores hasta diciembre y mantener 750 sin trabajo entre noviembre y julio del próximo año.

CC OO reclamó ayer la denegación del ERE temporal porque sostiene que se trata del tercer expediente presentado en tres años sin llegar a la producción pactada. Para el sindicato, Seat aprovecha la actual coyuntura para "mejorar su resultado contable" abusando de los sistemas de protección públicos.

Más noticias de Política y Sociedad