Público
Público

Escándalo sexual El ministro de Interior sudafricano denuncia un chantaje por un vídeo sexual

Malusi Gigaba, ministro del país africano, comentó en Twitter que es un vídeo con su mujer y que fue robado en 2016.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto de archivo. Malusi Gigaba./ REUTERS

El ministro de Interior sudafricano, Malusi Gigaba, anunció hoy que hay un vídeo de "naturaleza sexual" robado de su teléfono por el que viene sufriendo intentos de chantaje y extorsión desde 2017.

"Mi esposa y yo hemos sabido, con gran pesar, que un vídeo que contiene material de naturaleza sexual, hecho para ser visto por nosotros solo, y que fue robado cuando mis comunicaciones fueron ilegalmente interceptadas y mi teléfono hackeado entre 2016 y 2017 está circulando entre ciertas figuras políticas", señaló el funcionario en su cuenta de Twitter.

"Este vídeo ha sido objeto de un número de intentos de chantaje y extorsión que se remontan al periodo inmediatamente posterior a mi nombramiento como ministro de Finanzas, en marzo de 2017, los cuales categóricamente he rechazado considerar", agregó.

El ministro, que ocupa la cartera de Interior desde febrero pasado cuando la Presidencia pasó a manos de Cyril Ramaphosa, explicó que la policía está al corriente y aprovechó para pedir perdón, en especial a su familia y a la sociedad sudafricana, por el "dolor y vergüenza" que pueda causar la posible difusión de las imágenes.

"Espero que nuestra nación, un día, se comprometa constructivamente con la pregunta de si es correcto condonar y promover la repugnante invasión de la privacidad de los otros al distribuir materiales como estos, especialmente en clara ausencia de una justificación de interés público", concluyó.

Gigaba, de 47 años, es una de las figuras más polémicas del Gabinete sudafricano debido a las numerosas acusaciones de corrupción que pesan contra él, especialmente relativas a su etapa a cargo de la cartera de Empresas Públicas y a su anterior periodo como ministro de Interior, bajo el mando de Jacob Zuma (2009-2018).

Cuando Zuma fue forzado a renunciar a la Presidencia sudafricana por sus numerosos escándalos y su mala gestión, Gigaba ocupaba ya la cartera de Finanzas.

Ramaphosa ascendió a la Presidencia con la lucha contra la corrupción como una de sus grandes promesas por lo que el nombre de Gigaba era uno de los que más sonó para salir inmediatamente del Gabinete.

Sin embargo, con el oficialismo muy escindido por la salida de Zuma, Ramaphosa solo trasladó a Gigaba al Ministerio de Interior.