Público
Público

Represión en Arabia Saudí Arabia Saudí detiene en los últimos días a cerca de una decena de intelectuales y activistas 

El grupo de Derechos Humanos saudí ALQST ha denunciado que las autoridades  han aumentado sus tácticas de "acoso" y "tortura" contra otros detenidos.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, en una imagen de archivo. / REUTERS - SERGIO MORAES

Las autoridades de Arabia Saudí han detenido en los últimos días a cerca de una decena de intelectuales y activistas y han aumentado sus tácticas de "acoso" y "tortura" contra otros detenidos, según ha denunciado el grupo de Derechos Humanos saudí ALQST.

La organización, con sede en Londres, ha señalado que el 16 de noviembre fueron detenidos en la capital, Riad, los escritores Bader al Rashed, Sulaiman al Saijan al Naser, Uaad al Muhaya y Musab Fuad, mientras que en Medina fue detenido el también escritor Abdulmayid al Bului.

Asimismo, ha agregado que el 18 de noviembre fue detenido el escritor Abdulaziz al Hais en la ciudad de Hail, mientras que dos días después fue detenido en Riad Abdulrahman al Shehri. A ellos se sumó la detención el 21 de noviembre del bloguero y activista Fuad al Farhan.

"Las autoridades siguen torturando a numerosos activistas"

ALQST ha resaltado que ha recibido información sobre la detención de la periodista y escritora Zana al Shahri, así como otros cuyas identidades no ha podido confirmar, como la periodista Maha al Rafidi al Qahtani.

"Esta última oleada de arrestos representa una nueva ronda en la campaña de represión continuada y de largo alcance contra activistas, escritores y defensores de la reforma desde que Mohamad bin Salmán se convirtió en príncipe heredero", ha dicho la organización.

Así, ha denunciado en su comunicado que "las autoridades siguen torturando a numerosos activistas, tanto hombres como mujeres" y "mantienen detenidos a hombres y mujeres menos conocidos activos en Twitter".

"Varios activistas detenidos previamente siguen siendo sometidos a abusos graves dentro de prisión, ya sea a través de periodos largos de encarcelamiento en aislamiento, como en los casos de las activistas Nasima al Sadá y Lujain al Hazlul, o siendo trasladados constantemente de un lugar a otro y retenidos en aislamiento".

AQST ha resaltado que en esta situación se encuentran activistas como Abdulá al Hamid, Mohamed Fahad al Qahtani, Fauzan al Harbi, Abdulaziz al Shubaili, Esa al Nujaifi y Ualid Abú al Jair.

Activistas protestan por la detención de feministas en la embajada de Arabia Saudí en París. REUTERS

Ausencia de investigaciones

Por otra parte, la AQST ha recalcado que "si bien las autoridades prometieron hace tiempo investigar las brutales torturas y acoso sexual que han sufrido varios presos de conciencia (...) no han llevado a cabo ninguna investigación real ni han detenido las torturas".

En este sentido, ha recordado que las activistas Lujain al Hazlul y Nasima al Sadá "siguen encarceladas en aislamiento" y Nuf Abdulaziz al Yeraiui, Mayaa al Zahrani y Samar Badaui "también siguen en prisión".

"Las autoridades no han mantenido las promesas que hicieron en muchas ocasiones de liberarlas, cerrar los casos y compensar a las mujeres por daños", ha criticado. Además, ha cargado contra "el silencio de la comunidad local e internacional" y ha señalado que este silencio se justifica en parte por "el dinero gastado en relaciones públicas por parte de las autoridades".

"Las autoridades no han mantenido las promesas que hicieron en muchas ocasiones de liberarlas, cerrar los casos y compensarlas", ha criticado

"Están intentando encubrir sus abusos celebrando importantes eventos deportivos y espectáculos apoyados por empresarios, políticos y figuras del deporte del todo el mundo que no están teniendo en cuenta en deterioro de los Derechos Humanos en Arabia Saudí y los graves peligros que supone para la sociedad esta dura represión", ha argumentado.

De esta forma, ha resaltado que "todo el mundo debería hacer frente a sus responsabilidades y evitar jugar papel alguno encubriendo estas violaciones a través de la política, los medios o el deporte".

"Deben estar preparadas para revelar estos abusos y boicotear los eventos en Arabia Saudí para crear una presión real sobre las autoridades para que respeten los Derechos Humanos y mejoren su historial de Derechos Humanos", ha remachado."

La Supercopa que se disputará en Arabia Saudí

Todo esto ocurre en un país en el que RTVE decidió no pujar por emitir el partido de la Supercopa de España de fútbol porque no considera "coherente" que se celebre en Arabia Saudí, "un país donde no se respetan los derechos humanos".

Fuentes de la corporación pública explicaron a Efe que han renunciado a pujar por los derechos de retransmisión, dadas las denuncias de incumplimiento de los derechos humanos en ese país. "RTVE no optará a la transmisión del partido de la Supercopa. Me alegro. El partido se juega en Arabia Saudí, donde no se respetan los derechos humanos y las mujeres están oprimidas. Una gran decisión de RTVE", escribió en Twitter la editora de igualdad de TVE, Alicia Gómez Montano.

Además, desde la corporación pública destacaron que las jugadoras de la liga de fútbol femenino "han puesto el grito en el cielo" por el lugar elegido para la disputa de la Supercopa.