Público
Público

Un artículo póstumo de Khashoggi pide libertad en el mundo árabe

The Washington Post publica una última columna escrita por el periodista saudí, presuntamente asesinado y descuartizado en el consulado de Arabia Saudí en Turquía.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Manifestantes en las afueras del consulado a modo de protesta contra la desaparición del periodista Jamal Khashoggi.EFE

El periodista saudí Jamal Khashoggi, presuntamente asesinado y descuartizado en el consulado de Arabia Saudí en Turquía, ha lanzado un alegato en favor de las libertades de prensa y expresión en el mundo árabe en una columna publicada de forma póstuma por 'The Washington Post' y en la que lamenta la censura generalizada en una región que está "desinformada o malinformada" sobre lo que ocurre a su alrededor.

Una responsable del equipo editorial, Karen Attiah, explica que la dirección del periódico recibió el texto de Khashoggi un día después de que el periodista entrase el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, donde se le pierde la pista en circunstancias que ahora se investigan.

El texto fue remitido por un traductor y ayudante y, en palabras de Attiah, "captura perfectamente el compromiso y la pasión (de Khashoggi) por la libertad en el mundo árabe". "Una libertad por la que aparentemente dio la vida", ha añadido Attiah, resignada a que está ante "el último artículo" de un periodista que no ha dudado en criticar a la cúpula política de su propio país.

Khashoggi utiliza como base de su texto póstumo un informe de Freedom House que constata el mal estado de la libertad de prensa en el mundo árabe, que tras vivir con "esperanza" la ola de movilizaciones de 2011 ha visto cómo "estas expectativas quedaban rápidamente destrozadas" por quienes no se resignaban a perder los privilegios acumulados.

"Una narrativa controlada por el estado domina la psique pública y, aunque muchos no nos lo creemos, una gran mayoría de la población cae víctima de la falsa narrativa. Lamentablemente, es improbable que la situación cambie", afirma el reportero.

Khashoggi recuerda casos como los del escritor saudí Salé al Shehi, condenado a cinco años de cárcel, o el bloqueo del periódico egipcio 'Al Masry al Youm' y critica el "silencio" de la comunidad internacional, gracias al cual los diferentes regímenes han podido seguir con unas políticas que dejan apenas unos pocos "oasis" en la región, como Qatar.

"El mundo árabe se enfrenta a su propia versión del Telón de acero, pero en este caso no está impuesto por actores externos sino por fuerzas internas que compiten por el poder", ha añadido Khashoggi, que agradece que 'The Washington Post' haya traducido algunos de sus artículos al árabe para favorecer su difusión internacional.

El periodista, no obstante, reclama "una plataforma para voces árabes", un foro internacional "independiente" aislado de los gobiernos que solo buscan "difundir el odio mediante la propaganda". Con iniciativas de este tipo, ha agregado, "la gente normal del mundo árabe podría resolver los problemas estructurales a los que se enfrentan sus sociedades".