Público
Público

Caso Khashoggi Erdogan reconoce que la muerte de Khashoggi fue un asesinato planificado

El presidente de Turquía comunicó que el crimen "no puede ser ocultado por la inmunidad diplomática" y relató en el Parlamento numerosos detalles revelados por la investigación turca.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en una reunión en el parlamento turco en Ankara. Reuters

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado que la muerte del periodista saudí, Jamal Khashoggi, en el consulado de su país en Estambul fue resultado de "un asesinato planificado".

"El asesinato pudo haber ocurrido en el consulado, oficialmente territorio saudí, pero está en nuestro país. No puede ser ocultado por la inmunidad diplomática", declaró Erdogan.

Erdogan relató en el Parlamento numerosos detalles revelados por la investigación turca, empezando con la llegada de un equipo saudí el día anterior al crimen, que inspeccionaba diferentes localidades de la región de Estambul para preparar el asesinato.

El presidente de Turquía había confirmado la muerte del periodista saudí, Jamal Khashoggi, desaparecido el pasado 2 de octubre tras ingresar en el consulado saudí en Estambul. La confirmación del asesinato del periodista saudí ha generado un discurso sobre el derecho a la libertad de expresión insólito para el presidente del país condenado en 2016 por Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En 2016, tanto organizaciones por los derechos humanos como los aliados orientales de Turquía, denunciaron la actuación de Erdogan al que declararon culpable del evidente deterioro del país en cuanto a derechos humanos se refiere.

Durante la crisis provocada por el golpe de Estado fallido del 15 de julio de 2016, 50.000 personas fueron encarceladas a la espera de un juicio y unas 150.000, retenidas o cesadas de sus trabajos. Según la Asociación Turca de Periodistas, alrededor de 150 redacciones fueron cerradas y 160 periodistas, encarcelados por mostrarse críticos con Erdogan.​