Público
Público

El clérigo insurrecto

Muqtada Al Sadr lidera a los chiíes más desencantados de Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con la invasión de Irak, Muqtada Al Sadr, tomó el relevo de la autoridad religiosa, que también es política entre los chiíes, de su padre, Mohammed Sadiq Sadr, asesinado en 1999. Muqtada ha logrado con 32 años una influencia que se tarda mucho en alcanzar dentro de la rama chií.

La base del apoyo a Muqtada se encuentra entre los más desfavorecidos de los chiíes. En lugares como Ciudad Sadr, en Bagdad. Sitios donde la acción social acompañada del adoctrinamiento y los mensajes incendiarios contra la presencia estadounidense le han permitido gozar de una legión de seguidores.

Su milicia, el Ejército del Mahdi, ha pasado de 1.000 a 60.000 hombres armados en cinco años.Con una gran ambición política, Muqtada ha lanzado varias rebeliones tanto contra la autoridad estadounidense como contra el Gobierno de Bagdad. En 2004 lanzó una revuelta armada cuando Paul Bremer, el administrador civil que la Casa Blanca situó en Irak, cerrósu periódico.

El joven clérigo ha boicoteado en varias ocasiones el Gobierno de Nuri Maliki, al que exigió el año pasado un calendario de retirada de las tropas estadounidenses.

EEUU tardó en darse cuenta de su potencial y el peligro que suponía para sus intereses. Ahora lo considera su principal enemigo en Irak.