Público
Público

Coronavirus en EEUU Estados Unidos alcanza un nuevo récord de positivos de covid-19 en tan solo un día

La media de nuevos casos diarios en Estados Unidos está desde la semana pasada por encima de los 40.000 arrastrada por el repunte en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California y Arizona.

Una trabajadora sanitaria toma la temperatura a una persona. EFE/Archivo
Una trabajadora sanitaria toma la temperatura a una persona. EFE/Archivo

público/agencias

Los gobernadores de los estados de Estados Unidos más afectados por la reaparición de nuevos casos de coronavirus interrumpieron o revirtieron las medidas para reabrir sus economías el miércoles, encabezados por California, el estado más poblado del país y nuevo epicentro de la pandemia.

Estados Unidos alcanzó este miércoles la cifra de 2.678.202 casos confirmados de covid-19 y 128.028 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del jueves) es de 48.830 contagios más que el martes y de 706 nuevas muertes.

La media de nuevos casos diarios en Estados Unidos está desde la semana pasada por encima de los 40.000 arrastrada por el repunte en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California y Arizona.

"La propagación de este virus continúa a un ritmo particularmente preocupante", dijo el gobernador de California, Gavin Newsom, demócrata, al ordenar el cierre de bares, la prohibición de comer en lugares cerrados y otras medidas en 19 condados, medidas que afectan a más del 70% de la población del estado.

Nueva York, sin embargo, se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 394.079 casos confirmados y 32.043 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.104 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 15.078 muertos, Massachusetts con 8.053 e Illinois con 6.951. Otros estados con un gran número de fallecidos son Pensilvania con 6.684, Michigan con 6.198, California con 6.152 o Connecticut, con 4.324. En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 233.692.

El último balance provisional que hizo la Casa Blanca fue de 110.000 fallecidos una cifra que ya se ha superado

El balance provisional de fallecidos -128.028- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.  El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 175.000 muertos.

Las reaperturas se frenan en EEUU

En Indiana, el gobernador republicano Eric Holcomb detuvo la reapertura gradual de su estado hasta al menos mediados de julio. "Sólo tenemos que aceptar el hecho... de que de nuevo este virus está al acecho y se está moviendo, y se está moviendo incluso dentro de nuestras fronteras", dijo.

"Los problemas giran en torno a la gente que vuelve a los bares y restaurantes", aseguró Bill de Blasio

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, un demócrata cuya ciudad estuvo durante meses en el centro del brote en EEUU, dijo el miércoles que aplazaría un plan para permitir comer dentro de los restaurantes a partir del lunes. "Vemos muchos problemas y en particular vemos que los problemas giran en torno a la gente que vuelve a los bares y restaurantes en el interior, y el interior es el problema cada vez más", dijo de Blasio a los periodistas.

Cada vez más preocupados 

Una encuesta de Reuters/Ipsos encontró que los estadounidenses están cada vez más preocupados por la propagación de la covid-19.

Aproximadamente siete de cada diez republicanos dijeron que estaban personalmente preocupados por la propagación del virus, frente a seis de cada diez en las encuestas anteriores. Alrededor de nueve de cada diez demócratas dijeron estar igualmente preocupados, un nivel de preocupación que no ha cambiado.

Los conservadores, en general, han estado menos dispuestos a usar mascarillas o a seguir otras restricciones impuestas por las autoridades locales para detener la propagación del virus, un asunto cada vez más politizado.

El presidente Donald Trump, que se ha mostrado reacio a ponerse mascarilla él mismo, dijo a la Fox Business Network el miércoles que usaba protector facial cuando estaba en estrecho contacto con otras personas, pero que no creía que el uso de las mascarillas tuviera que ser obligatorio.

Más noticias de Internacional