Público
Público

Primero de Mayo Tres españoles detenidos en París por llevar artefactos incendiarios en el Día del Trabajo

La policía ha arrestado a decenas de manifestantes antes de la marcha del Primero de Mayo para prevenir altercados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Protestas y altercados antes de la manifestación del Primero de Mayo en París. / GONZALO FUENTES (REUTERS)

Al menos tres españoles han sido detenidos esta mañana en París, antes del comienzo de la manifestación del Día del Trabajo. Según fuentes oficiales, los arrestados portaban artefactos incendiarios u otros objetos contundentes.

Las detenciones se enmarcan en una operación policial que ha provocado el arresto de unas 200 personas, entre las que se contarían los tres españoles.

Las detenciones, según las autoridades francesas, se produjeron para prevenir altercados en la ciudad coincidiendo con la convocatoria de varias marchas por el Primero de Mayo, entre ellas, la tradicional manifestación sindical del 1 de mayo.

La mañana comenzó con enfrentamientos entre algunos manifestantes y las fuerzas del orden (ver fotos). Los choques llegaron a tal nivel de violencia que Philippe Martinez, el secretario general de la Confederación General del Trabajo, principal sindicato convocante, tuvo que ser extraído de la marcha, que partió de la estación de Montparnasse a las 14.30 horas.


FOTOGALERÍA: los disturbios de París, en imágenes


Los agentes lanzaron gases lacrimógenos e hicieron algunas cargas contra grupos de radicales que se habían infiltrado entre los manifestantes. Antes de que comenzase la marcha, ya se habían detenido a 165 personas, una cifra que ha ido aumentando con el paso del tiempo, según un portavoz de la Prefectura de Policía.

Durante la mañana se llevaron a cabo unos diez mil controles de identidad por toda la ciudad para intentar prevenir la llegada de manifestantes violentos. Ante el riesgo de altercados, de los que había advertido el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, se moviliarzon 7.400 policías y gendarmes.

Para practicar las detenciones, las fuerzas del orden utilizan nuevos dispositivos legales que les permiten realizar controles de identidad en lugares incluso alejados de los puntos de concentración para registrar a las personas.

Detienen así a los que llevan todo tipo de artefactos incendiarios, objetos que podrían utilizarse como armas u otros instrumentos o prendas para ocultar su propia identidad.