Público
Público

Harían falta 35 años para que hombres y mujeres cobraran la misma pensión

La brecha era en marzo del 53%, apenas un punto menos que en el mismo mes de 2018.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un hombre y una mujer descansan tras participar en una manifestación por unas pensiones justas. REUTERS

El creciente acceso de la mujer a puestos de trabajo de mayor cualificación (y, en consecuencia, mejor pagados) no ha logrado eliminar todavía la enorme brecha existente entre las pensiones que perciben al concluir su vida laboral y la que disfrutan los hombres.

Los últimos datos facilitados por la Seguridad Social, extraídos de la nómina de marzo, muestran que la pensión media de jubilación asciende a 1.308,25 euros mensuales en el caso de ellos, mientras que en el de ellas es de 853,07 euros; es decir, un 34,8% menos.

En marzo de 2018, la brecha era apenas un punto mayor (36%), por lo que a este ritmo haría falta 35 años para alcanzar la equiparación.

Esa sustancial diferencia obedece a que las mujeres cotizan menos, bien porque tienen un periodo de actividad más corto, bien porque en general sus retribuciones son inferiores o bien debido a la combinación de ambos factores.

Por la misma razón, las pensiones de viudedad, que dependen de lo que haya cotizado el cónyuge fallecido, son bastante más bajas cuando se trata de perceptores varones (508,14 frente a 726,08 euros mensuales en marzo del presente año).

Aun así, si se suman todas las pensiones contributivas (jubilación, viudedad, incapacidad permanente, orfandad y a favor de familiares), las mujeres salen perdiendo claramente, con una media de 783,10 euros al mes, un 35% menos que los hombres (1.204,23 euros).

Se da la circunstancia de que más de la mitad de las 9.705.436 pensiones en vigor el mes pasado correspondían a mujeres (concretamente, 5.012.555, el 51,6%), lo que se explica por el enorme peso que entre ellas tienen las de viudedad.

Sólo hay 183.703 pensiones de ese tipo cuyos beneficiarios sean hombres (un 7,8%), mientras que el número de mujeres es de 2.174.832, casi tantas como las que tienen una de jubilación (2.301.758).

Como resultado de la notable diferencia existente en la pensión contributiva media por sexos, el coste para el Estado de las que reciben los hombres es mayor (5.651 millones de euros en marzo, sobre un total de 9.705), a pesar de que hay más perceptoras que perceptores.

La desigualdad entre pensionistas hombres y mujeres se da en todos los tramos de edad, aunque aumenta en los superiores: de 80 a 84 años, por ejemplo, ellos cobran un 37% más, mientras que en el tramo de 65 a 69 la diferencia es del 29%.