Público
Público

EEUU asegura que el espionaje en Internet se hace con conocimiento de las empresas

El director nacional de Inteligencia admite la existencia del programa PRISM, pero tranquiliza a los estadounidenses: sólo espía a extranjeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director nacional de Inteligencia, James Clapper, ha especificado en un comunicado que el espionaje de comunicaciones digitales extranjeras, denunciado por varios medios de comunicación, se realiza con el 'conocimiento' de las empresas de internet implicadas.

Clapper, del que depende la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA), quiso quitar hierro a las filtraciones de prensa sobre el programa PRISM, que permite vigilar comunicaciones digitales de nueve grandes proveedores de internet en EE.UU.

Pese a que por primera vez, Clapper afirma que el programa PRISM existe, reitera que la NSA limita sus actividades a los ciudadanos extranjeros y no espía dentro de territorio o a ciudadanos estadounidenses.

Clapper llamó a PRISM un simple 'sistema gubernamental interno de computación' destinado a supervisar datos que se pueden recopilar por mandato judicial. Según el comunicado, de tres páginas, el Congreso ha sido informado de este programa en 13 ocasiones desde 2009.

El director de Inteligencia niega que 'el Gobierno estadounidense obtenga unilateralmente datos de servidores de proveedores estadounidenses de comunicaciones' y aseguró que esa información se obtiene tras consentimiento judicial y 'con el conocimiento de los proveedores'.

Cuando se conocieron los detalles del programas PRISM, filtrados por The Guardian y Washington Post, las grandes empresas de internet como Google o Facebook negaron el conocimiento de dichas solicitudes de cooperación de las autoridades federales y la apertura a los ojos de gobierno de sus servidores.

El director nacional de Inteligencia dice que PRISM 'no es una colección o explotación de datos no revelada', sino un sistema pensado para 'facilitar' la vigilancia de datos en el extranjero tal y como autoriza el Congreso.

Según las informaciones de prensa, tanto la NSA como el FBI rastrean millones de conversaciones, correos electrónicos, fotografías, transacciones con tarjetas de crédito y todo tipo de información personal directamente desde los servidores de nueve de las principales compañías de Internet en los EEUU y de una gran compañía de telecomunicaciones, en concreto Microsoft (Outlook), Google, Facebook, Skype, Verizon, Apple, AOL, Yahoo!, Youtube y PalTalk.

El PRISM permitiría a las agencias tener acceso a chats de audio, vídeos, fotografías, documentos, correos electrónicos y registros de conexión con el fin de hacer un seguimiento a un objetivo o trazar una red de colaboradores de éste. El diario aseguró que el programa, de nombre en clave PRISM, no se ha hecho público en ningún momento, aunque lleva operando desde 2007.