Público
Público

Elecciones en Francia Anne Hidalgo, la gran apuesta francesa de Pedro Sánchez, afronta este domingo un previsible batacazo histórico

Los últimos sondeos de intención de voto tan solo dan a la alcaldesa de París un 2% de los apoyos. Los líderes del Partido Socialista francés ya están reuniéndose ante unos resultados electorales que se prevén muy malos. 

El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a la alcaldesa de Paris y candidata a la presidencia de la República, Anne Hidalgo, a su llegada a las instalaciones de la Feria de València.
El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a la alcaldesa de Paris y candidata a la presidencia de la República, Anne Hidalgo, a su llegada a las instalaciones de la Feria de València. Biel Aliño / EFE

El socialismo francés, encabezado por Anne Hidalgo, se dirige a una caída sin precedentes en las elecciones presidenciales de este domingo. En una situación similar se encuentra el partido conservador, siendo estos comicios una cita clave para las formaciones que han protagonizado la vida política en Francia durante las últimas seis décadas.

Los últimos sondeos de intención de voto asignan a la alcaldesa de París, la gran apuesta de Pedro Sánchez en el país galo, un hundimiento, con un bajísimo 2%. Por su parte, la candidata del partido conservador Los Republicanos (LR), Valérie Pécresse, se quedaría alrededor del 9%, según datos ofrecidos por la Agencia Efe. Esto situaría a Hidalgo como octava en las encuestas y a Pécresse, quinta.

La candidata del Partido Socialista (PS) francés apareció durante la campaña a las elecciones andaluzas, en junio de 2021, junto a Sánchez para ofrecer su apoyo al candidato Juan Espadas y arropó al presidente del Gobierno de España en octubre del mismo año, cuando acudió al Congreso de los Diputados tan solo unos días después de ser elegida para representar al socialismo en las elecciones francesas. 

Ahora, el PS tiene el panorama muy complicado. Tras el fatal resultado en 2017 de su candidato, Benoît Hamon, que logró un 6,36%, hay analistas que ponen en duda la supervivencia del partido.

Los responsables del PS tienen asumido que se avecina una auténtica catástrofe y en los últimos días ha habido ya discretas reuniones entre sus líderes más conocidos -como el expresidente François Hollande, el exprimer ministro Bernard Cazeneuve o la propia Hidalgo- para estudiar una estrategia de reconstrucción a fondo.

Anne Hidalgo, que pide a sus simpatizantes "no dejarse llevar por los sondeos", ya ha reconocido de forma realista que su objetivo tras las elecciones es implicarse "en la reconstrucción de la izquierda para que vuelva al Gobierno lo antes posible".

Otro problema añadido para el PS será el económico. Si no supera el 5% de los votos, las arcas públicas no le reembolsarán los gastos de la campaña.

Más noticias de Internacional