Público
Público

Pedro Sánchez España se planta ante el brexit y dice que ve impensable un acuerdo sin los 27

Sánchez mantiene tras las últimas conversaciones desde Cuba su "no" al acuerdo y a la declaración política.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El presidente español, Pedro Sánchez (i), y su esposa María Begoña Gómez (d), descienden del avión a su llegada a La Habana. /EFE

El "no es no" sigue persiguiendo a Pedro Sanchez. Y, tras su llegada a Cuba y manteniendo durante el viaje permanentes conversaciones a todos los niveles con las autoridades europeas para abordar la situación de Gibraltar, fuentes del Gobierno aseguraron en la madrugada de este viernes que España votará "no" tanto al acuerdo como a la declaración política que se está ultimando.

La delegación de La Moncloa desplazada a Cuba, con el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell al frente, mantiene que lo acordado no respeta los intereses de España y que se está muy lejos de poder llegar a un consenso.

La última conversación entre Pedro Sánchez y la primera ministra británica, Theresa May, confirmó que ambos mandatarios están en posiciones muy lejanas para el acuerdo, como confirmó el propio presidente del Gobierno a través de un tuit enviado desde el propio avión que lo trasladaba a Cuba.

Según fuentes del Ejecutivo, España no renuncia a que quede muy claro en el articulado que cualquier posición en la que quede Gibraltar en relación con el brexit tiene que contar con el visto bueno de España, y no podrá ser negociado en ningún caso bilateralmente entre el Reino Unido y la Unión Europea sin que nuestro país puede tener derecho a veto.

Esto se daba por supuesto antes de conocerse el articulado, pero tal y como ha quedado redactado -donde no viene a decir nada concreto- deja abierta esta posibilidad e, incluso, que se pueda interpretar que España no tendrá voz en esa negociación, lo que no está dispuesto a asumir de ninguna manera el Gobierno español.

La preocupación del Ejecutivo por la actual situación es evidente, aunque todavía se mantiene la esperanza de que el Consejo Europeo de este domingo puede reconducir la situación, porque se considera que "un acuerdo sin el consenso de los 27, no es un acuerdo político", afirmaron fuentes del Gobierno.

No obstante, el "no" de España sólo tendrá repercusión efectiva en que no haya una declaración política, ya que su voto contrario al acuerdo del articulado no tiene derecho a veto y no contará con los votos necesarios en contra para que decaiga.

La situación del Brexit ha trastocado en gran parte el viaje a Cuba del presidente, ya que la atención periodística y mediática ha estado centrada en este asunto, desplazando en buena parte lo que suponía una visita histórica de un presidente español a la isla, lo que no se producía desde 1986.