Público
Público

Conversaciones nucleares Estados Unidos e Irán acudirán a Viena para negociar sobre el pacto nuclear, pero no se reunirán entre ellos

En la cumbre de Viena, acordada este pasado viernes de la comisión conjunta de seguimiento del acuerdo nuclear, estarán presentes Irán, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania. Irán exige el cese de las sanciones.

Bandera de Irán
Bandera de Irán delante de la sede de la Agencia Internacional de la Energía Atómica en Viena. Lisi Niesner / REUTERS

Estados Unidos ha confirmado que también asistirá a las negociaciones sobre la implementación y su vuelta al pacto nuclear con Irán en Viena el próximo martes, pero no mantendrá reuniones oficiales con el país persa, según han confirmado fuentes del Departamento de Estado a varios medios locales.

Previamente el jueves, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price había asegurado ante periodistas de la agencia Bloomberg que el Gobierno estadounidense "estaba buscando opciones [...] como conversaciones indirectas" a través de los países europeos.

En la cumbre de Viena, acordada tras una reunión celebrada este pasado viernes de la comisión conjunta de seguimiento del acuerdo nuclear, estarán presentes Irán, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania. La reunión fue anunciada por la comisión conjunta de seguimiento del acuerdo nuclear firmado en 2015, en la que no participó Estados Unidos y en la que los países integrados en el pacto expresaron su "compromiso" por mantenerlo en pie pese a la retirada unilateral de Washington en 2018.

Sobre la mesa estarán la retirada de sanciones por parte de Estados Unidos y la aplicación completa del pacto nuclear por parte de Irán.

El ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, ha insistido en que no habrá reuniones con Estados Unidos por ser "innecesarias" y ha confirmado la agenda de la reunión.

La portavoz del ministro de Exteriores de China Hua Chunying ha culpado a Estados Unidos de la situación actual y ha pedido levantar las "sanciones ilegales" sobre Irán, ya que la situación respecto al futuro nuclear de Irán está "en un punto crítico". Por ello, ha asegurado que China daría la bienvenida a Estados Unidos de vuelta al acuerdo, según recoge Bloomberg.

Por su parte, el enviado ruso a la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA), Mikhal Ulyanov, ha subrayado en Twitter que "tiene la impresión" de estar en "el buen camino", pero "el camino no será fácil".

"No hay tiempo que perder", ha señalado el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, en un comunicado. 

Irán exige la retirada de las sanciones

Por su parte, el Gobierno de Irán ha reiterado este sábado que no aceptará "un plan por etapas" y ha exigido la retirada de todas las sanciones de Estados Unidos y la vuelta de Washington al acuerdo nuclear de cara a volver a cumplir con todos sus compromisos con el pacto, firmado en 2015.

"Como se ha dicho claramente muchas veces, no se considera un plan por etapas", ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, en una entrevista concedida a la cadena de televisión iraní Press TV.

"La política definitiva de Irán es la retirada de todas las sanciones de Estados Unidos, ya sean las reimpuestas por Donald Trump tras la retirada del acuerdo nuclear [en 2018] o las que inició, así como las impuestas bajo cualquier otro liderazgo", ha sostenido el portavoz iraní.

Las palabras de Jatibzadé han llegado después de que la viceportavoz del Departamento de Estado estadounidense, Jalina Porter, apuntara que en la reunión prevista la semana que viene en la capital de Austria, Viena, se abordarán "los pasos nucleares que Irán tendría que dar para volver a cumplir las cláusulas del acuerdo nuclear".

"No prevemos sanciones específicas, pero decimos con certeza que hay pasos que Estados Unidos debe dar para aliviar las sanciones de cara a ese cumplimiento (por parte de Irán) están también abiertos a una discusión", añadió Porter durante una rueda de prensa.

Las autoridades iraníes han anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto. Sin embargo, Teherán ha defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

Teherán ha rechazado además las exigencias estadounidenses y han incidido en que fue Washington el que se retiró de forma unilateral del acuerdo e impuso sanciones, por lo que exige que sea Estados Unidos el que vuelva al acuerdo antes de poner condiciones. Asimismo, ha rechazado incluir en las negociaciones su programa de misiles.

Más noticias de Internacional