Público
Público

Estonia Las elecciones en Estonia podrían dar hasta el 20% de los votos a la ultraderecha

El ultraderechista Partido Popular Conservador (EKRE) podría obtener entre un 17 y un 21% de votos. EKRE se opone al matrimonio homosexual y al reparto de refugiados por cuotas dentro de la UE.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Kersti Kaljulaid, presidenta de Estonia, durante el desfile del día de la Independencia. EFE/EPA/Valda Kalnina

La incertidumbre prevalece en Estonia de cara a las elecciones parlamentarias de este domingo, en las que los sondeos no predicen con certeza qué partido ganará los comicios ni quiénes podrán conformar la futura coalición.

Las encuestas en este pequeño país báltico, miembro de la UE y de la OTAN en la frontera con Rusia, ponen a dos formaciones a la cabeza, con hasta otras tres con posibilidades de superar el  % de los votos necesario para acceder al Riigikogu (parlamento unicameral estonio), de 101 escaños.

Los dos principales competidores son el liberal-conservador Partido Reformista, de carácter pro-europeo, y el partido del Centro, de centro-izquierda, del actual primer ministro Jüri Ratas, que aglutina a gran parte de la considerable comunidad rusa del país (en torno al 25%).

La casa demoscópica Kantar Emor (KE) estimaba que el Partido Reformista concitaba el 25, % de los apoyos, con el Partido del Centro en el 24,7%.
Sin embargo, otro sondeo del instituto MRB ponía al Partido Centrista a la cabeza, con el 28% de los sufragios, frente al 24% que asignaba al Partido Reformista.

Además, para añadir más incertidumbre, el último debate entre los principales candidatos a primer ministro tendrá lugar esta misma noche, a horas de que abran los colegios, en el primer canal de televisión público de Estonia.

Otros tres partidos tienen serias opciones de acceder al parlamento: el ultraderechista Partido Popular Conservador (EKRE), con entre un 17 y un 21% de votos; el Partido Socialdemócrata (10-11%); y el Partido Pro Patria (9-10%), de centro-derecha.

El liberal Estonia 200, al que los sondeos dan en el mejor de los casos algo más del 5% podría no superar el corte y quedarse fuera del Riigikogu. El EKRE, el partido de propuestas más conservadoras, se opone al matrimonio homosexual y al reparto de refugiados por cuotas dentro de la UE, y apuesta por programas de rehabilitación forzados para las personas con problemas de alcohol o drogas.

Las mujeres optan por el partido centrista

Los votantes masculinos tienden a votar por el EKRE y el Partido Reformista, pese a que este último está liderado por una mujer, Kaja Kallas, una abogada de 41 años con opciones para convertirse en la próxima primera ministra de Estonia.
Las mujeres, en cambio, prefieren el Partido del Centro que, como Los Verdes, hacen énfasis en su programa en la igualdad de género.

La mayoría de los partidos defienden un incremento del gasto en defensa -actualmente ligeramente por encima del 2% del PIB- en respuesta a la actual actitud de Rusia con su retórica agresiva en torno al conflicto con Ucrania.
La migración es uno de los temas candentes de la campaña, pues pese al actual crecimiento económico, situado en torno al 3%, y a las subidas salariales, Estonia registra una significativa emigración de personal cualificado y trabajadores manuales.

El idioma es asimismo un elemento de debate con los partidos de derechas defendiendo que sólo se imparta en estonio en los colegios públicos y otros, con el Partido del Centro a la cabeza, apostando porque la minoría rusa pueda seguir estudiando en su lengua materna.

El Partido Reformista, además, ha propuesto una tarifa tributaria plana, mientras que la mayoría de las demás formaciones defienden mantener el actual sistema progresivo de recaudación de impuestos. La formación de una coalición puede ser complicada, según los analistas, que subrayan que Kallas, presidenta del Partido Reformista, ya ha indicado que descarta cualquier tipo de cooperación con el ultraderechista EKRE.

La reedición de la actual coalición del Partido del Centro con el partido Socialdemócrata y los conservadores de Pro Patria está asimismo en el aire por el declive de los socialdemócratas. Asimismo, los principales partidos han rechazado a priori las coaliciones contra natura.

El diario Ohtuleht citaba este jueves a una fuente del Partido Socialdemócrata que consideraba que alianza entre el Partido de Centro y el Partido Reformista sería "desagradable para ambos y bastante frágil".

Con algo más de 890.000 personas con derecho a participar en los comicios (de una población de apenas 1,3 millones), cerca de 350.000, el 39,3% del electorado, han optado por el voto electrónico adelantado.

Más noticias de Internacional