Público
Público

Filipinas dengue Filipinas declara la epidemia nacional por dengue

Más de 600 personas han muerto a causa de la enfermedad, lo que supone un 98% más que en el mismo período de 2018. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Pacientes en un hospital de Filipinas / EFE

El Departamento de Salud de Filipinas declaró este martes la epidemia de dengue a nivel nacional en un comunicado de prensa. En él señala que "desde enero hasta el 20 de julio se registraron en el país 146.062 casos, un 98% más que en el mismo período de 2018, incluyendo 622 muertes".  

La epidemia, que ya había sido declarada como alerta en cuatro regiones del centro del país (Calabarzon, Bisayas Occidental, Bisayas Central y Mindanao Norte), se ha extendido por todo el territorio nacional. En siete de las 17 regiones de Filipinas se ha superado el umbral de epidemia durante las últimas tres semanas.

Las Bisayas Occidentales son la región más afectada, con un total de 23.330 casos en lo que va de año. Le siguen Calabarzón (16.515), Zamboanga (12.317) y Mindanao del Norte (11.455). 

La detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del uno por ciento

El dengue es una infección vírica presente en las zonas tropicales y subtropicales de todo el planeta. Es transmitida por la picadura de las hembras de mosquito del género Aedes que están infectadas, se da sobre todo sobre todo en áreas urbanas y semiurbanas. 

El dengue suele manifestarse entre 3 y 14 días después de la picadura con una fiebre alta (40Cº) que va acompañada de dos de los síntomas siguientes: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

A pesar de que no hay tratamiento específico del dengue ni del dengue grave, que es una complicación potencialmente mortal, la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del uno por ciento. De las muertes producidas por el dengue, la mayoría de los casos se ha dado en niños.