Público
Público
Únete a nosotros

Gibraltar libera al petrolero iraní retenido desde hace más de un mes

Fue incautado el 4 de julio bajo sospecha de que estaba enviando 2,1 millones de barriles de petróleo crudo a Siria en violación de las sanciones de la UE.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

El superpetrolero iraní 'Grace 1'. Reuters

Las autoridades de Gibraltar han autorizado al superpetrolero iraní Grace 1 a abandonar el Peñón. Lo hace tras pasar retenido desde el 4 de julio bajo sospecha de que estaba enviando 2,1 millones de barriles de petróleo crudo a Siria en violación de las sanciones de la UE.

En un comunicado, el ministro principal, Fabian Picardo, ha justificado su decisión de levantar el apresamiento del buque después de recibir "garantías por escrito" del Gobierno iraní de que los barriles de crudo que transporta no serán desembarcados en Siria.

Las autoridades gibraltareñas retuvieron al Grace 1 bajo la sospecha de que pretendía llevar petróleo a Siria, algo que contravendría las sanciones impuestas por la UE contra el régimen de Bashar al Assad. Dos semanas más tarde, la Guardia Revolucionaria iraní capturó el petrolero británico Stena Impero.

Por otra parte, Picardo ha confirmado que su Gobierno ha recibido una solicitud del Departamento de Justicia de Estados Unidos para que "se inicie un nuevo procedimiento legal para la detención del buque". Según el ministro principal, la decisión corresponde ahora a las "autoridades independientes de Asistencia Legal Mutua, que adoptarán una decisión objetiva y legal de esa solicitud para un procedimiento separado".

Por tanto, ha añadido Picardo, "el Grace 1 ha sido liberado de la detención en virtud de la Ley de Sanciones por aplicación de la ley, según lo ha confirmado esta tarde el presidente del Tribunal Supremo". Además, ha aprovechado para poner en valor la actuación del Peñón en este caso.

Mensaje de Londres

Por su parte, el Ministerio de Exteriores británico ha "tomado nota" de la conclusión de los procedimientos legales iniciados por Gibraltar para evitar que el petrolero llevara su carga a Siria y de que el Ejecutivo del Peñón ha recibido garantías por parte de Irán. "No nos mantendremos impasibles y permitiremos a Irán, o a cualquier otro, obviar las vitales sanciones de la UE contra un régimen que ha empleado armas químicas contra su propio pueblo", ha hecho saber el Gobierno de Boris Johnson.

Por otra parte, el Foreign Office ha dejado claro que "no hay ninguna comparación o relación entre la inaceptable e ilegal incautación y los ataques contra barcos comerciales en el estrecho de Ormuz y el cumplimiento de las sanciones de la UE sobre Siria por parte del Gobierno de Gibraltar". "La libertad de navegación de los barcos comerciales debe ser respetada y el Derecho Internacional defendido", ha recalcado Londres.

No hay fecha para la partida del buque

Por ahora no está claro cuándo podría abandonar el buque el Peñón. Previamente, ya habían sido liberados el capitán y tres oficiales del Grace 1. Según ha indicado en su Twitter el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidineyad, "se están haciendo todos los preparativos para que el petrolero navegue pronto hacia aguas abiertas y el barco pronto abandonará Gibraltar".

Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, ha criticado los esfuerzos de último minuto por parte de Washington. "Tras no haber logrado sus objetivos mediante su terrorismo económico, incluido privar a pacientes de cáncer de medicinas, Estados Unidos intentó abusar del sistema legal para robar nuestra propiedad en alta mar", ha escrito en su Twitter. "Este intento de piratería es indicativo del desdén de la Administración Trump hacia la ley", ha añadido el ministro iraní.