Público
Público

Gobierno Bélgica Miles de manifestantes de ultraderecha protestan en Bruselas contra la formación de Gobierno 

La manifestación fue convocada por el partido de extrema derecha flamenco Vlaams Belang para protestar contra las negociaciones entre siete partidos que están a punto de poner fin al impasse político en Bélgica y formar el primer Gobierno desde 2018.

Miles de manifestantes de ultraderecha protestan contra formación de Gobierno / EFE
Miles de manifestantes de ultraderecha protestan contra formación de Gobierno / EFE

efe

Varios miles de personas se manifestaron este domingo en Bruselas convocados por el partido de extrema derecha flamenco Vlaams Belang para protestar contra las negociaciones entre siete partidos que están a punto de poner fin al impasse político en Bélgica y formar el primer Gobierno desde 2018.

La concentración, en el barrio de Heisel, al norte de la capital, reunió a más de 5.000 vehículos, lo que para los organizadores equivaldría a unas 10.000 personas a las que se solicitó utilizar ese medio de transporte ante la situación sanitaria por el coronavirus, indicó la agencia Belga, a falta de tener confirmación oficial de las autoridades sobre el número de participantes.

"Es un éxito increíble", indicó el presidente del partido, Tom van Grieken, a ese medio.

El objetivo era que simpatizantes venidos en coche de toda Flandes (región norte del país), que colapsaron carreteras de entrada a Bruselas, acudieran para participar en una manifestación "estática" bajo el lema de "No es mi gobierno".

"Queremos enviar una señal ensordecedora a la elite política de que Flandes no tolera una política de izquierdas y antiflamenca", señaló la formación en redes sociales.

Según la agencia Belga, muchos participantes llegados a Heisel salieron de sus vehículos para participar en la protesta y, aunque la mayoría llevaba una mascarilla, quedaron lejos de respetar la distancia física de seguridad impuesta por las autoridades belgas para frenar la pandemia.

El Vlaams Belang fue la segunda fuerza más votada en Flandes en las elecciones de 2019, solo por detrás de los soberanistas de la N-VA, pero ninguno de los dos partidos participa en las actuales negociaciones para formar el primer Gobierno federal de plenas funciones en Bélgica desde que cayó en diciembre de 2018 la coalición del Ejecutivo que presidía el liberal Charles Michel.

"El 26 de mayo de 2019, los flamencos dieron una señal clara de que la gestión debe ser más flamenca y más de derechas. Ahora lo que está ocurriendo es lo contrario, y es inaceptable", indicó Van Grieken, quien tildó los esfuerzos de los partidos que negocian el nuevo Ejecutivo de "antidemocráticos y antiflamencos".

Siete partidos de cuatro familias políticas (socialistas, liberales y ecologistas tanto de Flandes como de Valonia, más los democristianos flamencos) han llegado a un preacuerdo para formar una coalición de Gobierno que debería materializarse la próxima semana y en todo caso debería como manda la Constitución mantener un equilibrio en el Consejo de ministros entre flamencos y francófonos.

Aún no han decidido no obstante quién será el primer ministro, pero se prevé que ese puesto recaiga en uno de los dos preformadores de Gobierno -que han dirigido las negociaciones entre los partidos-: el líder de los socialistas francófonos, Paul Magnette, y el de los liberales flamencos, Alexander De Croo.

Más noticias de Internacional