Público
Público

El Gobierno japonés admite una fusión parcial en el reactor dos de Fukushima

El Ejecutivo nipón ve 'inaceptable' la gestión de la información de Tepco, tras sus numerosos errores

EFE

El portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano, consideró este lunes que los altos niveles de radiación detectados en zonas del edificio de turbinas del reactor 2 fueron causados por barras de combustible nuclear parcialmente fundidas.

Edano afirmó en rueda de prensa que esa fusión parcial fue además temporal, aunque ha provocado que el agua que anega partes del edificio de turbinas de la unidad 2 registre altos niveles de radiactividad y dificulte el trabajo de los operarios.

Este domingo se detectaron niveles de 1.000 milisievert a la hora en el reactor 2, lo que hacía temer a los técnicos daños en el núcleo del reactor o en las tuberías que llevan agua radiactiva entre las turbinas y el núcleo.

Tokyo Electric Power (TEPCO) se equivocó ayer en la medición de la radiactividad del agua dentro de esa unidad, al asegurar que era 10 millones de veces superior a lo normal, cuando en realidad era 100.00 veces.

El portavoz oficial japonés calificó hoy de 'inaceptable' la gestión de la información que está realizado TEPCO, operadora de la planta de Fukushima Daiichi, durante la crisis nuclear.

El Gobierno pide seguir con la zona de exclusión

Edano pidió también en rueda de prensa que las personas que viven dentro de la zona de exclusión de 20 kilómetros alrededor de Fukushima Daiichi no regresen a sus casas debido a que persisten altos niveles de radiación.

El domingo, el Gobierno japonés dijo que examinaría la posibilidad de que los residentes volvieran temporalmente a sus casas para recoger pertenencias.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón dijo este lunes que se espera que desde este martes los cuatro primeros reactores de la central se refrigeren con agua dulce en lugar de salada, que deja sedimentos y podrían impedir el enfriamiento de las piscinas de combustible usado.

Además, la agencia indicó que se está estudiando cómo drenar el agua que inunda algunas zonas del edificio de turbinas de las unidades 2 y 3, mientras las labores de bombeo de agua altamente radiactiva desde el reactor 1 ya han comenzado.

Ese agua con altas concentraciones de material radiactivo, que ya causó quemaduras a dos trabajadores de la planta la pasada semana, está retrasando las labores de los operarios para restablecer los sistemas de refrigeración de los reactores.

Más noticias de Internacional