Público
Público

Sudán Un grupo de militares arresta al primer ministro sudanés después de que rechazara apoyar un golpe de Estado

Los militares han irrumpido en las sedes de la radio y televisión estatales y han retenido a otros ministros y miembros del componente civil del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición en Sudán.

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok.
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok. Hannibal Hanschke / Reuters

Un grupo de militares ha arrestado al primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, que se encuentra en paradero desconocido después de que rechazara "apoyar el golpe" de Estado, informó el Ministerio de Información sudanés. 

"Después de su rechazo a apoyar el golpe, una unidad del Ejército ha arrestado al primer ministro Abdalá Hamdok y lo ha llevado a un lugar desconocido", dijo en un escueto mensaje el ministerio en su página oficial de Facebook.

Los militares han disparado contra los manifestantes que rechazan el golpe de Estado dejando al menos dos muertos y más de 80 heridos. 

El Gobierno ha responsabilizado a los militares de las posibles consecuencias del golpe. "Los líderes militares del Estado sudanés tienen la plena responsabilidad de la vida y seguridad del primer ministro, Abdalá Hamdok, y de su familia", dijo en un comunicado la oficina del primer ministro.

Después, el presidente del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición en Sudán, el general Abdelfatah al Burhan, disolvió el consejo de ministros y el propio Consejo Soberano. Al Burhan leyó un comunicado en la televisión estatal y anunció también el estado de emergencia en todo el país.

Anteriormente, el ministerio informó de que habían puesto a Hamdok en "arresto domiciliario" y divulgó un mensaje a los sudaneses para que salieran a las calles pacíficamente para "defender la revolución" en lo que es el único comunicado del jefe del Ejecutivo que se ha podido difundir durante el golpe de Estado que se está llevando a cabo en Sudán.

Además de Hamdok, otros ministros y miembros del componente civil del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición en Sudán, fueron detenidos y llevados a un paradero desconocido, según el Gobierno sudanés.

Además los militares irrumpieron en las sedes de la radio y televisión estatales en Sudán y detuvieron a varios empleados. La televisión estatal sudanesa ha detenido su programación y retransmite canciones patrióticas, mientras que la agencia oficial de noticias sudanesa, SUNA, no ha actualizado su página web desde anoche.

Visita del enviado especial de EEUU para el Cuerno de África 

Estos arrestos coincide con la visita al país del enviado especial de Estados Unidos para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, quien se reunió durante el pasado fin de semana con las principales autoridades civiles y militares de Sudán.

La tensión entre el Ejército y el Ejecutivo ha ido creciendo desde el mes pasado

Después de la intentona golpista el mes pasado, Hamdok, aseveró que era necesario "reformar los órganos militares y de seguridad" después de que acusara a "remanentes del régimen" del exdictador Omar al Bashir, derrocado en 2019, de orquestar la asonada.

Esto provocó el malestar de los líderes militares, que se reparten el poder con el componente civil en el Gobierno de transición por un acuerdo en 2019, y la tensión ha ido creciendo desde el mes pasado con varias manifestaciones a favor y en contra del Ejecutivo.

La UE condena la detención del primer ministro

La Unión Europea ha condenado la detención del primer ministro del Gobierno de transición de Sudán, Abdalá Hamdok, por parte del Ejército sudanés y ha tachado la maniobra de los militares de "traición" contra la transición democrática en Sudán.

Ante el nuevo golpe militar en el país, en un comunicado, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha reclamado a las fuerzas militares sudanesas que pongan en libertad a los detenidos ilegalmente y no ha dudado en afear la acción asegurando que representa una "traición a la revolución, la transición y las peticiones legítimas del pueblo sudanés para la paz, justicia y desarrollo económico.

"El derecho a la protesta pacífica debe ser respetada; la violencia y los baños de sangre deben evitarse a toda costa y pedimos que se permitan las redes sociales", ha señalado el jefe de la diplomacia europea, quien ha indicado que la UE seguirá trabajando en favor de la democracia en el país.

Más noticias de Internacional