Público
Público

Indepuro México estrena el polémico Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado con una subasta de coches

El presidente López Obrador quiere invertir lo recaudado de la venta de vehículos incautados en dos poblaciones con más de un 99% de pobreza. Algunos, han criticado la iniciativa de puro ejercicio de populismo.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

La venta más cara fue la de una camioneta Ford Shelby 206

Una camioneta blindada del Cártel del Pacífico o un Lamborghini Murciélago, son dos de los ejemplos más destacados de los 82 vehículos que este domingo se subastaron en México por parte del nuevo organismo creado por el Gobierno federal: el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indepuro).

Bajo la coordinación de Hacienda, el Indepuro se encargará de administrar y vender los bienes que ya no sirven a la Administración pública y, lo que más morbo genera, los decomisados a los criminales.

A mediodía empezaba la venta de los vehículos ante la mirada de los ciudadanos curiosos que aprovecharon para sacarse fotos con los vehículos de lujo o admirando una ambulancia cortesía del rey de Jordania, y que se va a destinar al nuevo cuerpo de seguridad, la Guardia Nacional: "Se van a mostrar porque son bastante extravagantes", anunció el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, unos días antes en rueda de prensa.

Bajo la coordinación de Hacienda, el Indepuro se encargará de administrar y vender los bienes que ya no sirven a la Administración pública

El Gobierno lanzó 82 lotes por un valor total de salida de 28 millones de pesos (unos 1,27 millones de euros); esperaba recaudar unos 30 millones de pesos (1,36 millones de euros), pero al final se tuvo que conformar con 28,4 (1,01 millones de euros). De todos los automóviles en venta, 17 se declararon desiertos.

La venta más cara fue la de una camioneta Ford Shelby 206, decomisada al Cártel de Sinaloa cuando aun la encabezaba "El Chapo" Guzmán, el líder del narco que hoy espera una probable condena a cadena perpetua en Estados Unidos. Salió por 1,216 millones de pesos (unos 55.270 euros) y el Indepur hizo poco menos de 700.000 pesos de caja (unos 31.820 euros).

El Presidente presentó un recuento de bienes decomisados del 9 al 23 de mayo. Foto Gobierno de la República

Por órdenes expresas de AMLO — como aquí se conoce al presidente, por sus iniciales — los recursos obtenidos se destinarán a infraestructura en dos de los municipios más pobres del estado de Oaxaca, en el sur del país, que tienen más de un 99% de población en situación de pobreza. Sin embargo, los mecanismos para articular esta inversión aun están por determinar.

"Antes en México había un Robbin Hood al revés, que quitaba a los pobres y daba a los corruptos", asegura Ricardo Rodríguez

"Antes en México había un Robbin Hood al revés, que quitaba a los pobres y daba a los corruptos. Ahora no, ahora se devuelve al pueblo porque es el verdadero dueño de los recursos", explicaba en entrevista con Publico el director del Indepuro, Ricardo Rodríguez Vagas.

Ciertamente, el destino del dinero conseguido con la venta es de las pocas novedades que presenta éste organismo, junto con su nombre y los tiempos en los que Rodríguez Vargas prevé liquidar los bienes desde que los recibe, unos tres meses. Antes, ya existía el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) para realizar función, aunque con más discreción que el bombo y platillo que le ha dado el presidente de la República.

"Esta subasta es chiquita, pero por la publicidad que le hizo la presidencia hemos tenido más postores. Normalmente eran unos 200; en esta, hay unos 400", explicaba un integrante de la organización que rechazó identificarse por seguridad.

Por esto, no han faltado las voces que han visto en esta iniciativa la más calara puesta en práctica del populismo, más allá de discursos en ante masas denominadas "el pueblo".

Integrantes de la organización

"El Indepuro es un insulto a la inteligencia nacional. Muchas personas creen que se les quita el dinero a los que robaron cuando en realidad ni un funcionario público, ni narcos ni huachicoleros (los que roban combustible) están acusados. ¿Cómo van a devolverle al pueblo lo robado, entonces? Como aquí decimos, para que haya caldo de pollo, tiene que haber pollo", afirma el escritor y articulista Francisco Martín Moreno. Lo hace en relación a la promesa de campaña del presidente de hacer tabula rasa con los presuntos políticos corruptos del pasado y empezar a perseguir la corrupción de forma inquebrantable a partir del inicio de lo que él llama la Cuarta Transformación, es decir, su gobierno.

El director del Indepuro se defiende diciendo que no compite a Hacienda la persecución de los supuestos corruptos y criminales, sino a la Fiscalía.

El director del Indepuro se defiende diciendo que no compite a Hacienda la persecución de los supuestos corruptos y criminales

Mientras, Domingo Rivera, un capitalino que saca fotos al Lamborghini apoya la iniciativa del presidente, aunque dice que no simpatiza ni con él ni con su movimiento. "Hay gente que nunca ha podido ver un carro como este, ahora sí. No me parece populista, son recursos que en esas partes el país se requieren", afirma.

También un matrimonio de la tercera edad que evitan identificarse por seguridad, fervores defensores de AMLO y que afirman que desde que él está al poder, su pensión se duplicó: "El presidente ahorita tiene que arreglar lo que Peña Nieto le dejó", expresa la esposa, en relación con las carreteras y hospitales que se no se construyeron en el sexenio pasado y en los que ahora el Indepuro anunció que iba a invertir.

En los próximos meses, el instituto realizará una segunda subasta de bienes inmuebles, en la que se incluirán dos de las segundas residencias que por años disfrutó el presidente de la República, en Acapulco (estado de Guerrero) y Cozumel (isla perteneciente al estado de Quintana Roo, en el Caribe).

El dinero obtenido en esta segunda tanda se destinarán a la rehabilitación de jóvenes drogodependientes

El dinero obtenido en esta segunda tanda se destinarán a la rehabilitación de jóvenes drogodependientes. Habrá finalmente una tercera subasta, en la que se pondrán a la venta joyas incautadas del crimen organizado y cuyos fondos se destinarán a otros dos municipios marginales, en el estado de Guerrero, según anunció AMLO.

La enajenación de estos bienes, actualmente bajo la custodia del SAE, forma parte del plan de austeridad que López Obrador prometió poner en práctica en cuanto llegó al poder, en diciembre de 2018. Dos de las primeras medidas más simbólicas que puso en práctica en este sentido fueron la venta del avión presidencial y la apertura al público de la ahora antigua residencia oficial del presidente, Los Pinos, donde rechazó mudarse.