Público
Público

El Estado Islámico insiste en que el ataque homófobo de Orlando lo perpetró uno de sus "soldados"

El grupo terrorista asegura a través de su emisora Al Bayan que el autor de la matanza era "uno de los soldados del califato en América". Las autoridades estadounidenses señalan que aún no han detectado pruebas que vinculen al EI con ataque en el club Pulse.

Club nocturno Pulse, en Orlando

EUROPA PRESS

MADRID.- El grupo terrorista Estado Islámico ha indicado este lunes a través de su emisora Al Bayan que el autor de la matanza en un club de Orlando, Omar Mateen, era "uno de los soldados del califato en América".

"Uno de los soldados del califato en América llevó a cabo una invasión de seguridad donde fue capaz de entrar en una reunión de cruzados en un club nocturno para homosexuales en Orlando, Florida (...) donde mató e hirió a más de un centenar de ellos antes de ser abatido", ha afirmado la organización terrorista en su emisión radiofónica.

El domingo, la agencia de noticias Amaq, vinculada a Estado Islámico, ya había atribuido a este grupo terrorista la autoría, afirmando que Mateen, un estadounidense de padres afganos, era un "combatiente" de la organización.

El Estado Islámico insistió en que "Dios permitió (a Mateen) atacar a los inmundos cruzados" y destacó que este atentado es "el mayor registrado en EEUU por el número de muertos".

De esta forma, el grupo extremista confirmó la identidad del agresor, de quien se sabe que es un estadounidense de origen afgano que fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el FBI por su posible vinculación con grupos terroristas.

Las autoridades estadounidenses han señalado que aún no han detectado pruebas que vinculen a Estado Islámico con la matanza ocurrida en el club Pulse de Orlando, el mayor atentado en suelo estadounidense desde el 11-S. Un responsable del FBI consultado por Reuters ha advertido de que aunque Mateen podría tener una cierta inclinación hacia Estado Islámico, habrá que investigar en profundidad.

Tres responsables estadounidenses conocedores de la investigación han señalado a Reuters que no hay pruebas aún que demuestren una relación directa con Estado Islámico o cualquier otro grupo islamista. "Hasta ahora lo que sabemos es que su primer contacto directo fue una promesa de 'bayat' (lealtad) que hizo durante la masacre", ha explicado un oficial de la lucha antiterrorista, en referencia a la llamada a la Policía hecha durante el ataque.

Otro responsable de Inteligencia ha reconocido que cabía esperar que Estado Islámico reivindicara la autoría, dado que el grupo terrorista ha estado sufriendo reveses en sus territorio en Irak y Siria. "El hecho de que una web vinculada con Daesh aplauda no significa nada", había señalado este responsable, antes de que se produjera la emisión en Al Bayan.

Dos de las fuentes conocedoras de la investigación han afirmado que una de las hipótesis que se barajan con más fuerza es que el sospechoso actuara en cierta medida inspirado por los milicianos islamistas.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, se atrincheró con rehenes en la discoteca frecuentada por homosexuales, antes de ser abatido en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden.

El alcalde de la ciudad de Orlando, Buddy Dyer, declaró ayer que de las 50 personas muertas como consecuencia de la matanza en una discoteca gay de Orlando, 39 de ellas perecieron en el local y las otras 11 en el hospital.

El ataque, que empezó en torno a las 02.00 hora local (06.00 GMT) del domingo, es el peor tiroteo masivo en la historia del país, y fue calificado por el presidente estadounidense, Barack Obama de "acto de terrorismo y odio".

Más noticias de Internacional