Público
Público

Johnson reta a la Unión Europea y presenta una ley que modifica lo acordado en el brexit para Irlanda del Norte

La nueva legislación prevé eliminar la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre las disputas referidas al país constituyente.

07/09/2021 Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson, en rueda de prensa, en Downing Street, Londres, Gran Bretaña. Toby Melville / Reuters

El Gobierno británico ha presentado este lunes en el Parlamento el proyecto de ley que pretende anular unilateralmente partes del protocolo suscrito con la Unión Europea sobre Irlanda del Norte que forma parte del acuerdo del brexit. Entre las medidas, el Ejecutivo de Boris Johnson busca acabar con la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre las disputas referidas a Irlanda del Norte.

Además, la norma recoge la intención de que las empresas que comercian únicamente con Irlanda del Norte puedan escoger si se ciñen a la regulación comunitaria o a la británica; del mismo modo, que propone aplicar en ese territorio subsidios y desgravaciones fiscales vigentes en el resto del territorio británico. 

El texto ha sido presentado por Liz Truss, ministra británica de Exteriores. El documento también prevé el desarrollo de un "carril verde" que libraría de los controles aduaneros a los bienes procedentes de Gran Bretaña destinados al consumo en Irlanda del Norte. Al mismo tiempo, se mantendría un "carril rojo" reservado para los productos dirigidos a la República de Irlanda, integrada en el mercado único comunitario.

Desde el Gabinete de Johnson han esgrimido que "este proyecto de ley defenderá el Acuerdo de Belfast (Viernes Santo) y apoyará la estabilidad política en Irlanda del Norte. Pondrá fin a la situación insostenible por la que los norirlandeses reciben un trato diferente al del resto del Reino Unido, protegerá la supremacía de nuestros tribunales y nuestra integridad territorial". 

Aunque Londres muestra su disposición a renunciar a esta iniciativa si las negociaciones con la UE "alumbran un resultado aceptable para todas las partes", afirman que la propuesta es una "solución práctica y razonable a los problemas que afronta Irlanda del Norte". 

La reacción de la UE: rechaza renegociar

La Comisión Europea ya ha rechazado de manera contundente renegociar el protocolo irlandés del acuerdo del brexit y ha ido más allá: ha advertido que habrá represalias contra Reino Unido si inicia la tramitación de la legislación para desactivar partes de ese protocolo de manera unilateral.

"Renegociar el protocolo no es realista. No se ha encontrado ninguna solución funcional para este equilibrio delicado y ampliamente negociado. Cualquier renegociación supondría mayor incertidumbre para los ciudadanos y empresas de Irlanda del Norte. Por estas razones, la Unión Europea no renegociará el protocolo", aseguró el vicepresidente de la CE para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, en una declaración. 

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias de Internacional