Público
Público

8M Las manifestaciones por el 8M en el mundo

La pandemia ha impedido grandes concentraciones pero no la conmemoración del Día de la Mujer en muchos países del mundo. 

Mujeres indígenas se congregan tras marchar en conmemoración del Día Internacional de la Mujer hoy, en los Altos de Chiapas (México). Indígenas mexicanas marcharon este lunes en los Altos de Chiapas, montañas del sureste del país, con motivo del Día Inter
Mujeres indígenas se congregan tras marchar en conmemoración del Día Internacional de la Mujer en los Altos de Chiapas (México). Carlos López / EFE

La llegada del coronavirus, hace más de un año, se ha traducido en un duro aumento de la violencia machista, de la sobrecarga laboral y en un retroceso de los derechos de las mujeres, una situación que han denunciado los colectivos feministas en el Día de la Mujer más virtual de la historia, ya que la pandemia ha impedido grandes concentraciones.

En esta ocasión, en la que ellas tenían redoblados motivos para protestar, se ha intentado evitar que aumentaran los contagios en reuniones multitudinarias, tras las polémicas suscitadas el 8 de marzo del pasado año, apenas unos días antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la crisis sanitaria.

Conferencias, exposiciones, películas, debates y conciertos en las redes para celebrar a las mujeres han sido la tónica de la jornada en la mayor parte del mundo, aunque en algunos países se han atrevido a salir a las calles.

Altercados en México

La marcha reivindicativa por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, arrancó a primera hora de la tarde de este lunes en Ciudad de México con miles de mujeres concentradas alrededor del emblemático Monumento a la Revolución, que sufrió algunos desperfectos. Las mujeres reunidas, antes de partir hacia el principal Paseo de la Reforma, rompieron el vallado que protegía el Monumento a la Revolución, en un acto celebrado como un momento simbólico por las manifestantes.

Posteriormente, la infraestructura, ubicada en una gran plaza homómina en el corazón capitalino, solo sufrió algunos desperfectos en los cristales del ascensor. La policía no intervino tras la rotura del vallado y la manifestación avanzó hacia el Paseo de la Reforma.

Protecciones como la del Monumento a la Revolución, grandes vallas de metal, han causado mucha polémica en México después de que el Gobierno levantara un enorme muro de metal alrededor del Palacio Nacional, residencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, para evitar que manifestantes feministas pinten los muros del edificio.

Además, indígenas mexicanas marcharon este lunes en los Altos de Chiapas, montañas del sureste del país, con motivo del Día Internacional de la Mujer para defender sus derechos y a la tierra madre. Decenas de manifestantes se concentraron en la comunidad de Acteal, zona emblemática por la matanza de 45 simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), para reinvidicar el papel de las mujeres indígenas en el estado de Chiapas y el resto de México.

La Policía dispersa con gases y agua la marcha en Chile

La Policía de Chile dispersó este lunes con gases lacrimógenos y camiones lanza aguas la masiva marcha que se estaba celebrando en el centro de Santiago con motivo del Día Internacional de la Mujer y en la que participan miles de mujeres y adolescentes en un ambiente festivo y familiar. La intervención del cuerpo policial, que dejó escenas de gran violencia, ocurrió después de que un grupo de hombres encapuchados llegase a Plaza Italia, el epicentro de las protestas en Chile, para tratar de derribar una estatua de un controvertido héroe nacional.

El fallido intento de tumbar la gran escultura fue criticado por las manifestantes que gritaban a los encapuchados en coro consignas como "Váyanse a su casa" y "Hoy es nuestro día", según constató Efe.

Pequeñas protestas en Venezuela

Venezuela celebró de forma virtual y con pequeñas manifestaciones el Día Internacional de la Mujer debido a las medidas de restricción por la pandemia de la covid-19, que ha dejado más de 140.000 contagios en el país. Aunque el presidente venezolano, Nicolás Maduro, prohibió las concentraciones masivas para detener la propagación de la variante brasileña de la covid-19, detectada la semana pasada, varios grupos opositores y de feministas se concentraron en, al menos, dos zonas de Caracas.

Durante la mañana, un grupo de mujeres que forman parte de partidos políticos afines a Juan Guaidó se reunieron frente a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el este de Caracas, para exigir respeto a los derechos humanos. "En Venezuela, lo que está garantizada es la violación de los derechos humanos", dijo la exdiputada Delsa Solórzano durante la protesta, según recoge una nota de prensa de la oposición.

Solórzano indicó que las mujeres que se dedican a la política en Venezuela se enfrentan a dificultades porque muchas de ellas "son acosadas" y "perseguidas" por el Estado y señaló que en este día las mujeres no tienen "nada" que celebrar porque en el país han "ocurrido 42 feminicidios" en lo que va de año.

El 8M en un Portugal confinado

Portugal celebró el Día de la Mujer con reuniones virtuales y manifestaciones presenciales en varias ciudades del país, aunque con afluencia reducida debido a la pandemia, que mantiene al país bajo confinamiento desde enero. La plataforma Rede 8 de Março, que agrupa a asociaciones y colectivos feministas, había convocado protestas presenciales en siete ciudades y un evento online que se ha celebrado de manera simultánea al que se han sumado más de 170 personas.

La pandemia ha reforzado "la necesidad de una lucha feminista", han informado a través de un comunicado en redes, pues la crisis de la covid ha dejado "al descubierto" las desigualdades que afectan a las mujeres, "las primeras en ser despedidas" al inicio de la pandemia y que "lideraron" la lucha contra el virus al ser las encargadas de "los cuidados" en hospitales y hogares.

El encuentro online, que comenzó a las 18.00 horas, ha consistido en una asamblea nacional con representantes de asociaciones feministas, activistas y trabajadoras anónimas que han debatido sobre el machismo y cómo el capitalismo afecta a las mujeres.

Uruguay se enfoca en reconocer el trabajo no remunerado

Reconocer el trabajo no remunerado para la generación de igualdad fue el principal tema que se abordó este lunes durante un acto en que distintas autoridades de Uruguay participaron en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Durante el acto, que se llevó a cabo en el Instituto Nacional de Impresiónes y Publicaciones Oficiales estuvieron presentes el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y la vicepresidenta, Beatriz Argimón, entre otros miembros del gabinete.

Al respecto, la directora de Inmujeres, Mónica Bottero, explicó durante su participación que "está medido" que las tareas domesticas y no remuneradas "fueron y siguen siendo" atendidas por mujeres independientemente de si debieron hacer teletrabajo o no.

Marchas ante la violencia de género en Bolivia

Las mujeres bolivianas reivindicaron este lunes los derechos de igualdad y no violencia y que se profundicen los avances ante los persistentes casos de feminicidio y de agresiones sexuales en el país. Con mensajes en pancartas como "No estás sola, denuncia", "No concilies" o "Vivas nos queremos", cientos de mujeres marcharon por las calles del centro de la ciudad de La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo, hasta asentarse en cercanías al edificio de Gobierno, conocido como la Casa Grande del Pueblo.

El colectivo Alianza de Organizaciones de Mujeres por la Revolución Democrática Cultural aglutinó a mujeres de sectores minero, campesinos y de la función pública, en su mayoría afines al Gobierno de Luis Arce, para expresar sus demandas en el Día Internacional de la Mujer.

La Policía de Nicaragua impide a activistas salir de casa

Un grupo de conocidas activistas de Nicaragua denunció este lunes que la Policía Nacional les impidió salir de sus casas, por "una orden" del Gobierno, en el Día Internacional de la Mujer. "Nos impidieron la salida, nos dijeron que esa era la orden, pidieron refuerzos, llegaron varias mujeres policías, que de forma agresiva nos dijeron que nosotras estábamos hasta donde no es (en problemas) por todo lo que habíamos hecho en 2018", dijo a Efe la presidenta del movimiento opositor Unamos, Suyen Barahona, desde el interior de la casa donde se encuentra retenida, en las afueras de Managua.

En 2018 los grupos feministas estuvieron entre los que mostraron su repudio al presidente Daniel Ortega, después de que dirigió ataques armados contra protestas antigubernamentales masivas, que dejaron cientos de presos, muertos, o desaparecidos. Desde ese año, la Policía de Nicaragua tiene una prohibición expresa contra las muestras de rechazo hacia el Gobierno de Ortega, y fuertes restricciones contra las libertades públicas que, según los expertos, violan la Constitución del país.

Más noticias de Internacional