Público
Público

Marruecos Sáhara Fuerzas marroquíes apalean brutalmente a varios saharauis cuando recibían a un preso político liberado en el Sáhara ocupado

Un vídeo difundido por Equipe Media muestra cómo un grupo de lo que identifican como fuerzas auxiliares marroquíes agreden a tres personas que habían ido a la ciudad de Esmara para recibir al preso Salah Lebsir, liberado el pasado viernes tras cumplir cuatro años de condena por participar en manifestaciones pacíficas por la autodeterminación del Sáhara.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 6

Captura del vídeo de la brutal agresión a ciudadanos saharauis en la ciudad de España, Sáhara Occidental.

Un grupo de hombres armados con palos propinaron una brutal paliza a tres ciudadanos saharauis en la ciudad de Esmara, en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos. Así lo ha denunciado Equipe Media en su cuenta de Twitter, donde ha subido un vídeo en el que se puede ver la agresión que tuvo lugar el pasado viernes.

Según detalla el portal Correo diplomático saharaui, tres ciudadanos saharauis fueron interceptados en su coche por un grupo de agentes de la fuerzas auxiliares marroquíes armados con estacas que se abalanzaron sobre ellos, los sacaron a empujones y les golpearon repetidamente.

Según estas dos fuentes de información saharauis, los agredidos se disponían a recibir a Salah Lebsir, un preso político recién liberado tras cumplir una condena de cuatro años de cárcel. Lebsir fue detenido el 6 de junio de 2015 por participar en manifestaciones pacíficas en la ciudad de Esmara durante las que se reclamaba el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Además de activista político, el recién liberado también es periodista.

La colonia española del Sáhara fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados en Madrid el 14 de noviembre de 1975, que cedían la soberanía del Sáhara Español a estos dos países.

Tras una breve guerra, el Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la salvaje represión.

En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación —Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes— han impedido la consulta. Ahora 140.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, Argelia.