Público
Público

Nueva inyección de nitrógeno para evitar otra explosión en Fukushima

La intención es rebajar el riesgo de una explosión de hidrógeno como las que se produjeron en los primeros días de la crisis nuclear

EFE

Los operarios de Tepco comenzaron este jueves a inyectar nitrógeno en la contención primaria del reactor 1 de la planta nuclear de Fukushima (noreste de Japón) con el fin de evitar una explosión, informa la cadena de televisión nipona NHK.

La intención es rebajar el riesgo de una explosión de hidrógeno como las que se produjeron en los primeros días de la crisis nuclear en los edificios que albergan los reactores 1 y 3 y que destruyeron su tejado y paredes. El nitrógeno no reacciona con el hidrógeno y es químicamente estable. Su efecto es crear una atmósfera inerte, libre de oxígeno.

La inyección de nitrógeno continuará durante seis días y podría extenderse también a los reactores 2 y 3, según NHK.

La Agencia para la Seguridad Nuclear de Japón ha alertado a la empresa Tokyo Electric Power (Tepco), operadora de la planta, de que esas inyecciones de nitrógeno pueden causar una filtración de gases radiactivos fuera de la contención primaria del reactor. Por ello le ha pedido que vigile los niveles de radiactividad en las zonas vecinas.

Un portavoz de la agencia nuclear descartó que haya un riesgo "inmediato" de explosión y señaló que la inyección de nitrógeno es "una medida preventiva".

La inyección de nitrógeno se está realizando en la contención primaria del reactor 1

La inyección de nitrógeno se está realizando en la contención primaria del reactor 1, una estructura de acero y hormigón que protege al peligroso núcleo y es vital para su seguridad.

Desde el terremoto del 11 de marzo en Japón, operarios de Tepco luchan día y noche por devolver la refrigeración a los reactores de Fukushima, pero sus tareas se enfrentan a constantes problemas, como el agua radiactiva que inunda algunos edificios de la central.

Los técnicos de Tepco consiguieron ayer sellar una fuga que vertía desde el sábado agua altamente radiactiva al mar desde la central de Fukushima Daiichi.

La grieta, descubierta el pasado sábado, fue sellada gracias a la inyección en el subsuelo de la central, cerca del reactor 2, de silicato de sodio, un polímero soluble que al endurecerse bloqueó la salida de agua contaminada.

Por otro lado, Tepco ha informado de que ha vuelto a hallar "pequeñas" trazas de plutonio en cuatro localizaciones en el exterior de la central nuclear de Fukushima, aunque consideró que no suponen un riesgo para la salud.

Las muestras fueron recogidas los días 25 y 28 de marzo y en un punto (500 al norte del reactor 1) revelaron una concentración de plutonio 238 equivalente a 0,26 becquerel por kilogramo, un 50% por debajo de los primeros hallazgos conocidos el lunes de la pasada semana.

Tepco anunció el pasado 28 de marzo el primer hallazgo de plutonio en muestras tomadas en el exterior de la central nuclear de Fukushima (noreste de Japón) los días 21 y 22 de marzo, aunque las cantidades eran similares a las que se pueden encontrar en el medio ambiente en Japón.

No obstante, Tepco indicó en un comunicado que las últimas muestras recogidas indican que provienen del accidente nuclear de Fukushima Daiichi, lo que podría deberse a filtraciones desde el núcleo de un reactor o haber sido causado por algunas de las explosiones en las unidades de la planta.

Más noticias de Internacional