Público
Público

Obama abronca a Wall Street por sus excesos

Reclama su colaboración en el plan de reforma financiera

ISABEL PIQUER

Barack Obama viajó ayer a Nueva York para regañar a los directivos de Wall Street por sus excesos y reclamar su colaboración para regular el sector y limitar el tamaño de los bancos. 'Creo en el poder del libre mercado. Creo en un sector financiero fuerte que ayude a la gente a recaudar capital y conseguir préstamos. Pero la libertad del mercado nunca ha querido decir libertad de pillar lo que puedas como puedas', dijo ayer el presidente estadounidense en un discurso pronunciado ante la plana mayor de la industria financiera del país, en Cooper Union, una institución cultural donde hace dos años ya advirtió de la necesidad de cambiar el sistema.

Obama enunció los tres grandes principios del proyecto de reforma financiera que debe debatirse la próxima semana en el Senado: mecanismos para evitar que el colapso de grandes instituciones contagie al resto de la economía; mayor transparencia en el mercado de derivados y otros instrumentos financieros complejos responsables de la crisis; y la creación de una oficina de protección del consumidor. 'No hay diferencia entre Wall Street y Main Street [los ciudadanos de a pie]; o prosperamos juntos o nos hundimos juntos', resaltó.

'La libertad de mercado no es pillar lo que puedas como puedas'

Tras las denuncia por fraude cursada por la Comisión de Valores contra Goldman Sachs hace una semana, el ambiente en la plaza financiera no está exactamente a favor de Wa-shington. Un tabloide local titulaba ayer en portada: 'Señor presidente, no mate a la gallina de los huevos de oro', al recordar que el sector financiero genera el 40% de la actividad económica de Nueva York. Pero en el resto del país, la ira hacia los banqueros no ha disminuido. Hasta el punto de que los republicanos han amainado sus críticas y algunos podrían votar a favor del plan de reforma.

En su discurso, Obama se dirigió directamente a la campaña de los grupos de presión que han montado una ofensiva en el Capitolio. 'La ley representa un cambio significativo respecto a reglas que no funcionan, y eso pese a los intensos esfuerzos de los lobbistas de la industria'.

Una investigación publicada ayer por el diario USA Today revela que los 940 bancos que se beneficiaron de la ayuda del Gobierno subieron una media de 9% el salario de sus empleados, y redujeron sus créditos también en un 9%. Por el contrario, las entidades que no apelaron a la ayuda pública sólo aumentaron los sueldos un 1,8% y redujeron sus créditos un 6,2%.

Más noticias de Internacional