Público
Público

Obama explica a los estadounidenses desde la Casa Blanca sus motivos para lanzar un ataque contra Siria

El presidente informa en una solemne declaración al país de las evaluaciones que él y su Gabinete están realizando y de cuál es el camino a seguir, tras anunciar que tiene la certeza de que Damasco ha empleado armas qu&i

PÚBLICO / AGENCIAS

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha dirigido a la nación para rendir cuentas sobre sus planes para responder al presunto empleo de armas químicas por parte del Ejército sirio, que según diversas filtraciones se traducirán en dos o tres días de bombardeos con misiles de crucero contra objetivos estratégicos en Damasco.

Tras lo que calificó como "el peor ataque con armas químicas del siglo XXI", cometido en un barrio de Damasco "densamente poblado", que causó unos 1.500 muertos,"cientos de ellos niños", el presidente afirmó que "Estados Unidos debe tomar una acción militar" contra Siria para impedir no sólo que esa acción se vuelva a repetir, sino las amenazas que puede suponer para los aliados de Washington en Oriente Próximo, así como para evitar el peligro de que ese tipo de armamento caiga en manos de grupos terroristas internacionales.

Tras hacer un dramático relato de los efectos del ataque con armas químicas, y recordar las imágenes de los vídeos que han recorrido el mundo, Obama proclamó, con tono y rostro severos: "No haremos oídos sordos ante esos hechos (...) Tras una deliberación cuidadosa he decidido que EEUU debe llevar a cabo una acción militar contra objetivos militares del régimen sirio".

El presidente reitera su promesa de que la operación será limitada y no incluirá el envío de tropas terrestres

Sin embargo, Obama hizo hincapié en que ha decidido pedir la autorización del Congreso, en base a la supuesta amenaza que Siria supone para la seguridad nacional de EEUU, antes de dar la orden de ataque, "que puede ser mañana, o dentro de una semana o de un mes", y subrayó su promesa de que la operación no será ilimitada (tendrá fechas de comienzo y de final) ni incluirá el envío de soldados norteamericanos sobre el terreno.  

"Aunque creo que tengo la autoridad para llevar a cabo esta acción militar sin una autorización específica del Congreso, sé que el país será más fuerte si tomamos esa medida y nuestras acciones serán incluso más eficaces", agregó Obama, cuyo objetivo de Obama es que el ataque tenga mayor legitimidad y el mayor apoyo doméstico posible. Aunque así también asume un riesgo político, teniendo en cuenta la polarización actual en el Congreso y que la cámara baja está controlada por los republicanos.

Lo que no dejó claro es si llevará a cabo la acción militar contra Siria incluso si el Congreso no da su autorización. "Somos Estados Unidos y no podemos y no debemos cerrar los ojos a lo que ocurrió en Damasco", subrayó contundente en referencia al ataque con armas químicas del pasado día 21, al que denominó el "peor" del siglo XXI y un "asalto a la dignidad humana".

También lanzó una pregunta al Congreso y a la comunidad internacional: "¿Qué mensaje vamos a enviar si un dictador puede gasear hasta la muerte a centenares de niños a plena luz y sin pagar ningún precio?". Pero, al mismo tiempo, se dirigió a su pueblo para decir: "Sé muy bien que estamos cansados de la guerra". Y recordó la de Irak, recién finalizada, así como el conflicto todavía abierto en Afganistán.

Más noticias de Internacional