Público
Público

Oklahoma Un policía de EEUU dispara con una pistola táser a una mujer de 65 años 

La mujer se negó a pagar una multa de 80$, por lo que el policía le comunicó que estaba detenida. Ella huyó del lugar y cuando el agente le alcanzó, empezó a pegarle patadas en la ingle. Acto seguido, el hombre disparó y detuvo a la señora.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Captura de pantalla del vídeo donde el policía dispara con una pistola táser a una mujer de 65 años.

Debra Hamil, una mujer de Oklahoma de 65 años, fue disparada el pasado 16 de julio con una pistola táser por un policía, tras negarse a pagar una multa de 80 dólares y huir del lugar.

La mujer conducía con el faro trasero roto y el hombre paró su vehículo para notificarle que debía pagar una multa, pero ella no se tomó bien la orden y comenzó a discutir con el agente, mientras se negaba a pagar la multa.

Al final, Hamil aceptó pagar la multa, pero el agente le informó que ya era muy tarde y que estaba arrestada. Fue entonces cuando la mujer arrancó su vehículo y huyó.

El policía persiguió a la mujer hasta que esta decidió aparcar y se negó a salir del coche. Cuando el agente llegó al lugar y sacó por la fuerza a la mujer, Hamil se tiró al suelo y comenzó a rodar por el suelo, intentando golpear la ingle del hombre. En ese momento, el agente disparó a la mujer con su pistola táser.

"No tenías que molestarme", respondió Debra al oficial 

Ya detenida y en vehículo policial, la mujer dialogó con el policía: "No tenías que molestarme", a lo que el hombre contestó "no cumplirías, no saldrías, y luego trataste de patearme. Entonces sí, lo hice”.

La mujer se enfrenta por ello a un cargo de delito menor de desobediencia y resistencia al agente, así como un delito grave de agresión contra un oficial de policía por presuntamente patearlo en la ingle. No obstante, según documentos del condado de Kingfisher. ella se ha declarado no culpable.

La CNN ha publicado el vídeo completo de la cámara de cuerpo del policía del incidente el pasado 16 de julio.

El uso de pistolas táser es cada vez más frecuente

Las pistolas táser son armas diseñadas para incapacitar a las personas mediante descargas eléctricas que, al imitar a las señales nerviosas, confunden a los músculos motores e inmovilizan a esa persona.

Desde hace años, este tipo de pistolas han recibido numerosas críticas, relacionando el dolor que provocan esas pistolas con la tortura, pero se han ido instaurando en numerosas comisarías de muchas partes del mundo.

En Estados Unidos su uso es muy común y pueden llegar a funcionar como un arma de tortura para los detenidos estadounidenses. Tanto es así, que en 2017 varios policías fueron denunciados por torturar a un detenido con una táser.

En Reino Unido la policía también dispone de este tipo de armas y las utiliza. De hecho, en 2016, la violenta muerte de Dalian Atkinson, ex futbolista de la Real y del Aston Vila, se hizo viral, ya que murió por un disparo policial con una táser. 

Finalmente, España no se queda atrás.  Pese a una fuerte oposición de sindicatos policiales, su uso sigue sin regularse y cada vez son más frecuentes en policías como arma. Los Mossos d'Esquadra ya disponen de estas armas y las han utilizado, a pesar de que, con un mal uso, pueden llegar a ser letales.

Una pistola eléctrica, conocidas como pistolas táser. REUTERS