Público
Público
Únete a nosotros

La UNESCO condena la "barbarie cultural" cometida por el Estado Islámico en Nimrud

La UNESCO acusa a los yihadistas de querer acabar "con la vida humana y las minorías", para lo que destruyen "un patrimonio milenario de la humanidad".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciudad de Nimrud en el norte de Irak./ EUROPA PRESS

MOSUL/EL CAIRO.- El Estado Islámico (EI) ha destruido este jueves más del 50 % de las ruinas asirias de Nimrud, tras atacar este sitio arqueológico situado en el norte de Irak, según un comunicado del Ministerio iraquí de Turismo y Antigüedades. Los yihadistas emplearon maquinaria pesada para destruir esta ciudad arqueológica, del siglo XIII a.C

"Irak representa la primera línea de defensa contra el EI y es necesario cesar esta situación dramática por la que está pasando el mundo civilizado y hacer frente juntos a este ataque a la cultura y la humanidad", agregaron las autoridades.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova ha condenado la destrucción de la ciudad asiria, al tiempo que ha pedido la movilización de todos los implicados "para proteger este patrimonio".

"Condeno con la mayor firmeza la destrucción del sitio de Nimrud. Este nuevo ataque contra el pueblo iraquí es una prueba más de que la limpieza cultural de que es objeto Irak no se detiene ante nada ni ante nadie", expresó Bokova en un comunicado.

La presidenta del comité de Turismo y Antigüedades de la provincia septentrional de Nínive, donde se encuentra Nimrud, Balquis Taha, dijo que esta ciudad asiria contiene "tesoros arqueológicos de incalculable valor".

Nimrud, fue una de las capitales de Asiria y está situada junto al río Tigris, a unos 30 kilómetros al sureste de Mosul. Esta ciudad arqueológica es la principal de Irak, según Taha, que expresó la gran preocupación de su comité ante lo que está sucediendo y sus temores a que se produzcan más ataques.

La responsable denunció que la organización terrorista trata de "manera bárbara e inmoral" las antigüedades y no respeta el patrimonio iraquí. Por ello, instó a la comunidad internacional a "intervenir para para salvar el patrimonio cultural de Mosul".

El pasado 26 de febrero, el EI difundió un vídeo por internet que mostraba cómo sus miembros destruían decenas de figuras del Museo de la Civilización de Mosul en Irak.

Uno de los yihadistas que aparecía en el vídeo justificó ese acto de vandalismo asegurando que los pueblos de la antigüedad adoraban a ídolos "en vez de a Alá", y que el propio profeta Mahoma destruyó con sus propias manos figuras similares.

 

La responsable UNESCO acusó entonces a los terroristas del EI de querer acabar "con la vida humana y las minorías" para lo que emplean "la destrucción sistemática de un patrimonio milenario de la humanidad".

"No podemos permanecer en silencio. La destrucción deliberada del patrimonio cultural constituye un crimen de guerra. Hago un llamamiento a todos los responsables políticos y religiosos de la región a alzarse contra este nuevo acto de barbarie y recordar que no existe justificación política ni religiosa alguna para destruir el patrimonio cultural de la humanidad", dijo.

En esta ocasión, Bokova se ha dirigido particularmente a los jóvenes para que "hagan cuanto esté en su mano para proteger este patrimonio y reivindicarlo como propio y como bien común de la humanidad entera".

La directora de la UNESCO ha informado al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU y a la fiscal de la Corte Penal Internacional. "La comunidad internacional en su conjunto debe aunar esfuerzos en solidaridad con el Gobierno y el pueblo iraquí para detener esta catástrofe", señaló.

Un esfuerzo que la UNESCO completará con una labor de documentación y protección del patrimonio iraquí, y con el combate para frenar el tráfico ilícito de bienes culturales, que sirve, dijo, para financiar el terrorismo.