Público
Público

Reino Unido Detenido un conductor tras causar tres heridos al chocar su coche junto al Parlamento británico

Los heridos están fuera de peligro. La Policía trata el incidente como relacionado con el terrorismo y el conductor, de 29 años con nacionalidad británica, no colabora con la investigación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Policías frente al Parlamento en Londres, tras el incidente que ha causado varios heridos. REUTERS/Hannah McKay

Tres personas han resultado heridas, una de ellas en estado grave aunque su vida no corre peligro, después de que un automóvil plateado haya chocado contra las barreras de seguridad colocadas ante el Parlamento británico en Londres.  El conductor del vehículo es un hombre de 29 años con nacionalidad británica y no está colaborando con la investigación, informó la policía antiterrorista del Reino Unido.

Según algunos testigos citados por la agencia Efe, se habría tratado de un atropello intencionado porque el hombre detenido conducía a gran velocidad hacia las barreras de seguridad y entró por un acceso al Parlamento que está prohibido.

La Policía trata el incidente como un acto relacionado con terrorismo y el conductor  se encuentra bajo custodia en una estación de policía del sur de Londres. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, urgió a los británicos a permanecer "vigilantes" ante posibles ataques terroristas. "La amenaza terrorista en el Reino Unido continúa siendo severa. Pido a los ciudadanos que continúen vigilantes, aunque al mismo tiempo deben permanecer unidos y seguir con sus vidas con normalidad", afirmó May en un comunicado.

Una cámara en uno de los tejados cercanos pudo grabar toda la secuencia del atropello. 

"Fue arrestado bajo sospecha de ofensas terroristas", dijo la Policía Metropolitana en un comunicado. "No había nadie más en el vehículo, que permanece en el lugar y es registrado. En este momento no se ha recuperado ningún arma". Por el momento "abordamos esto como un incidente terrorista y el Comando Antiterrorista de la Met (Policía Metropolitana de Londres) encabeza la investigación".

En una declaración a los periodistas ante la sede de Scotland Yard, el asistente del comisario de la Policía, Neil Basu, ha explicado que el detenido (retenido en una comisaría del sur de la capital británica) no está colaborando con las fuerzas del orden, que tratan de determinar su identidad y el motivo del ataque.

"No creemos que esta persona fuera conocida por el MI5 (servicios secretos británicos de interior) o de la Policía antiterrorista", explicó Basu, que pidió a la población que mantenga la vigilancia. Agregó que no hay ningún otro sospechoso y no hay información de inteligencia sobre la posibilidad de otro incidente similar.

Las calles cercanas a la plaza del Parlamento de Westminster fueron cerradas al tráfico, mientras que varios vehículos policiales y ambulancias acudieron al lugar. La estación de metro de Westminster también fue cerrada, así como el cercano puente sobre el Támesis.

Algunos testigos sostienen que el incidente fue intencionado. "El automóvil iba a toda velocidad hacia las barreras", dijo Ewalina Ochab, en alusión a las barreras de acero y hormigón que protegen las Casas del Parlamento. Ochab contó que se encontraba caminando por el otro lado del pavimento donde se produjeron los hechos, cuando escuchó un ruido y oyó gritar a alguien.

Añadió que el vehículo no parecía tener placa de matrícula delantera cuando se estrelló y precisó que el conductor -un hombre que ya ha sido detenido por la Policía- "no salió" del vehículo.

Las calles alrededor de Millbank, Parliament Square y Victoria Tower Gardens fueron acordonadas, según la cadena BBC, y la zona se llenó rápidamente de policías armados, ambulancias y bomberos que acudieron a la zona.

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban a un hombre rodeado de oficiales que eran conducidos esposados del automóvil.

El edificio parlamentario está rodeado por unas barreras de acero y hormigón después del atentado perpetrado en marzo del año pasado por un hombre que conducía un vehículo.

Policías en el cordón que impide el paso a las cercanías de Westminster, en Londres, tras el incidente. REUTERS