Público
Público

El tifón Rai deja 375 muertos y casi medio millón de personas desplazadas a su paso por Filipinas

Vientos de 240 km/h, inundaciones y corrimientos de tierra han provocado 500 heridos, 56 desaparecidos y 3.800 edificios dañados entre los que se encuentran hospitales, colegios y viviendas.

Un poste de luz y casas destruidas en Filipinas tras el paso del tifón Rai.
Un poste de luz y casas destruidas en Filipinas tras el paso del tifón Rai. OVP / EFE

El tifón Rai tocó tierra el pasado jueves en Filipinas y durante tres días ha azotado nueve islas de la región central del archipiélago. La Policía Nacional del país ha informado de la muerte de 375 personas y de la desaparición de 56. Además, el tifón ha obligado a 442.400 personas a desplazarse, según el Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC).

El último reporte también señala que más de 500 personas resultaron heridas y que hay cientos de miles de ciudadanos con problemas de acceso a electricidad, alimentos, agua y atención sanitaria.

Este tifón, el decimoquinto del año en Filipinas, cruzó de este a oeste las islas con vientos de 240 kilómetros/hora, causando graves daños en infraestructuras y viviendas. El presidente de Cruz Roja en Filipinas, Richard Gordon, ha apuntado en un comunicado la devastación completa en áreas costeras: "Hogares, hospitales, escuelas y edificios comunitarios han sido destruidos". También ha explicado en la CNN el trabajo que están haciendo desde Cruz Roja: "Los voluntarios están trabajando para prevenir enfermedades como neumonía, fiebres, tos y covid".

El tifón ha dejado 3.800 viviendas dañadas, 227 localidades sin electricidad y 41 carreteras afectadas

El NDRRMC ha señalado que Rai provocó daños a 3.800 viviendas dañadas, así como 227 localidades sin electricidad y 41 carreteras afectadas y 4 puentes deteriorados. Además, los corrimientos de tierras e inundaciones han cortado las comunicaciones en las regiones de Visayas y Mindanao. Muchas provincias, incluidas Cebu, Bohol y Guimaras, han sido declaradas zonas de desastre debido a los daños sufridos.

Filipinas registra anualmente de media 20 tifones, el más destructivo fue el Haiyan en 2013 que terminó con la vida de 7.000 personas. Este archipiélago es una de las zonas que más sufre la crisis climática por los desastres naturales, y, además se sitúa en el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona que acumula alrededor del 9% de la actividad sísmica y volcánica del planeta.

Más noticias de Internacional