Público
Público

Thomas Cook Tres ejecutivos de Thomas Cook cobraron 40 millones en bonus mientras la compañía se iba a pique

Peter Fankhauser, Manny Fontenla-Novoa y Harriet Green han sido los ejecutivos que se han llevado casi 40 millones en sueldos y bonus en 12 años, mientras la compañía comenzaba a tambalearse.

Peter Fankhauser, CEO de Thomas Cook. / Thomas Cook Group

público

Thomas Cook llevaba meses al borde del colapso antes del estallido. Sus jefes lo sabían y antes de la quiebra ya se habían embolsado casi 40 millones en bonus.

Tres de los más altos ejecutivos de la agencia de viajes se han desembolsado alrededor de 40 millones de euros en los últimos 12 años, según informan varios medios británicos como The Daily Telegraph o The Guardian

Peter Fankhauser, Manny Fontenla-Novoa y Harriet Green han sido los ejecutivos que se han llevado millones en bonus mientras la compañía comenzaba a tambalearse.

Manny Fontenla-Novoa recibió más de 17 millones en cuatro años, al ser incentivado con bonos por eliminar unos 2.800 empleos al realizar la fusión con MyTravel. No obstante, dejó un importante vacío en las cuentas de la empresa, dejando a la compañía con más de 1.000 millones de deuda. Dimitió en 2011 cuando Thomas Cook estuvo a punto de colapsar.

Harriet Green fue la encargada de dirigir la compañía después de Fontenla-Novoa y también fue motivo de controversia. Además de cobrar más de 10 millones en sueldos y bonos, la ejecutiva se vio obligada a donar una parte de esos ingresos a ONG tras la muerte por envenenamiento de dos menores en un alojamiento de la compañía en Grecia.

En tercer lugar, Peter Fankhauser, el director ejecutivo que estaba a cargo cuando la empresa colapsó, se ha embolsado 8,3 millones desde 2014, al que hay que sumar un bono de 2,9 millones de libras en 2015.Además, algunos de los directores financieros como Michael Healy y Bill Scott han recibido más de 7 millones en conjunto desde 2014.

Estas cifras pueden molestar a los más de 22.000 empleados que ahora se enfrentan a posibles despidos y a los más de 600.000 turistas a los que ha afectado la quiebra de Thomas Cook.

¿Por qué ha colapsado?

La compañía llevaba años con serias dificultades financieras por el brexit, por el auge de las compras de vacaciones y por la compra de los billetes de avión por Internet, así como el aumento del número de compañías de billetes baratos.

El pasado mayo pérdidas valoradas en 1.500 millones de libras (1.680 millones de euros) correspondientes a la primera mitad del año fiscal.

Aunque Thomas Cook ha tratado de no hundirse al reunirse este domingo con su principal accionista, el conglomerado chino Fosun, la compañía no ha conseguido llegar a las negociaciones necesarias para poder rescatar la empresa.

Turistas hacen cola frente a los mostradores de Thomas Cook en Palma de Mallorca. Isaac Buj - Europa Press

Cómo actuar ahora: las reclamaciones

Desde FACUA, se insta a que los afectados reclamen las devoluciones e indemnizaciones pertinentes y señala que "hay cuatro perfiles de afectados, que tendrán que seguir distintos procedimientos para reclamar".

Así, "quienes hayan contratado a través de agencias viajes combinados" deben reclamar a estas agencias.

Si pertenece a Thomas Cook, deben acudir a la empresa porque tienen la obligación de contar con un seguro en caso de quiebra.

En el caso de los vuelos, los usuarios "deben presentarse directamente a las compañías aéreas del grupo en quiebra".

Por último, los alojamientos contratados con empresas del grupo Thomas Cook "las reclamaciones deben presentarse directamente a dichas empresas", concluye la organización.

Más noticias de Internacional