Público
Público

Atacan a las tropas de EEUU en Siria desde posiciones turcas

"Atacar a las fuerzas estadounidenses está fuera de cuestión. Existe la coordinación necesaria entre nuestras fuerzas y los estadounidenses", dijo el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar.

Vehículos militares turcos en la frontera con Siria. REUTERS

efe

Las tropas estadounidenses en el norte de Siria recibieron fuego de artillería desde posiciones turcas el viernes, pero no hubo heridos, dijo el Pentágono, un incidente que señala los riesgos para las tropas estadounidenses mientras Turquía realiza una ofensiva contra la milicia kurda aliada de Estados Unidos.

"La explosión ocurrió a unos cientos de metros de la zona del Mecanismo de Seguridad y en un lugar conocido por los turcos por tener fuerzas estadounidenses presentes", dijo en un comunicado el capitán de la Marina Brook DeWalt, portavoz del Pentágono.

DeWalt dijo que todas las tropas estadounidenses fueron localizadas después del incidente cerca de Kobane, Siria, el viernes.

"Estados Unidos exige que Turquía evite acciones que puedan resultar en acciones defensivas inmediatas", dijo DeWalt.

El presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, dijo a los periodistas en el Pentágono el viernes que a Turquía se le había informado de las posiciones de Estados Unidos en Siria.

Turquía lo niega

El Gobierno turco negó este sábado que su ejército haya atacado con su artillería a tropas de Estados Unidos desplegadas en el noreste de Siria.

"Atacar a las fuerzas estadounidenses está fuera de cuestión. Existe la coordinación necesaria entre nuestras fuerzas y los estadounidenses", dijo el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, a la prensa turca desde el comando central de la operación en Sanliurfa, a unos 50 kilómetros de la frontera turco-siria.

Fuentes del Pentágono aseguraron anoche a Efe que las fuerzas estadounidenses fueron alcanzadas por la artillería turca cerca de la ciudad de Kobane, fuera de la llamada "zona segura", el área de 30 kilómetros de ancho y 480 de largo en el noreste de Siria, que Ankara aspira a controlar.

Desde el pasado miércoles el ejército turco combate en el noreste de Siria a las milicias kurdosirias "Unidades de Protección del Pueblo" (YPG), apoyadas hasta ahora por Estados Unidos en la lucha contra el ISIS. Ankara considera a la YPG una organización terrorista por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurdo-turca.

El Ministerio de Defensa señaló en un comunicado que puestos de la ciudad turca fronteriza de Suruç, al otro lado de la frontera con Kobane, fueron atacados con morteros por las YPG situados a un kilómetro al suroeste de un puesto de observación estadounidense.

"En defensa propia se abrió fuego contra las posiciones. Turquía no abrió fuego contra el puesto de observación estadounidense de ninguna manera", asegura el comunicado. "Como precaución dejamos de disparar al recibir información de EEUU. Rechazamos firmemente la afirmación de que se disparó contra las fuerzas estadounidenses", añade la nota.

Ayer dos civiles murieron en Suruç por un ataque con mortero lanzado desde el lado sirio. No se han observado hoy bombardeos alrededor del área de Kobane.

Los ataques aéreos del Ejército turco se concentran hoy en la ciudad siria de Ras al Ain, uno de los puntos donde se inició la ofensiva turca.

En la zona se han producido enfrentamientos constantes entre milicias rebeldes sirias apoyadas por soldados turcos contra miembros de las YPG.

Mientras, continúan cayendo morteros desde el lado sirio en ciudades fronterizas turcas, que ya han causado 17 muertos y más de un centenar de heridos. El Ejército turco aseguró haber "neutralizado" hoy, es decir herido, matado o capturado, a 415 milicianos de las YPG.

Las autoridades turcas aseguran haber tomado ya 14 localidades en los alrededores de Ras al Ain y Tal Abiad. Analistas turcos aseguran que el Ejército quiere tomar zonas rurales alrededor de estas ciudades para avanzar hacia el centro.

Más noticias de Internacional