Público
Público
Únete a nosotros

100 días del nuevo Ejecutivo en Andalucía Moreno dice que el acuerdo con Vox en Andalucía "está funcionando" y que "hay gobierno para rato"

Los presupuestos de la Junta se votarán después de las elecciones municipales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juanma Moreno y Juan Marín hacen balance de sus primeros cien días al frente del Gobierno de Andalucía. Europa Press

En la recta final de la campaña electoral de las generales, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), y el vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), comparecieron en rueda de prensa para hacer balance de los 100 días del nuevo Ejecutivo, el primero de derechas en la Comunidad, después de 37 años de hegemonía socialista. Moreno, en su intervención, anunció la reforma de la Ley del Gobierno de Andalucía para limitar los mandatos del presidente y los consejeros a ocho años y aseguró que su gobierno -al que en un momento, se refirió como “experiencia piloto”-, cuya longevidad depende de Vox, perdurará. “Hay gobierno para rato, para disgusto de algunos”, dijo el presidente.

Tanto Marín como Moreno reivindicaron que el Ejecutivo es uno y que el proyecto es compartido. “Hemos actuado como un solo Gobierno. Pusimos a los andaluces por encima del interés partidario. Las elecciones provocan una excitación que genera siempre roces entre los partidos. Ha habido una absoluta lealtad por parte de todos y cada uno de los miembros del Ejecutivo”, dijo Moreno.

Luego, a preguntas de los medios, fue más allá y desvinculó la longevidad de su Gobierno del resultado de las generales, fuese este cual fuese. “Independientemente del resultado, este gobierno tiene un compromiso firmado con los andaluces. Llueve, granice, nieve o haga viento. [No tenemos] ningún temor sobre el posible resultado del domingo”, dijo.

El presidente también habló, preguntado por ello, sobre su relación con Vox, el partido de ultraderecha de quien depende todo lo importante, incluida la longevidad del Ejecutivo: “Hasta ahora tenemos una relación parlamentaria, diferente a la que tenemos con Ciudadanos. Una relación, un vínculo de investidura que se firmó con Vox y que está funcionando. Es prematuro, porque llevamos tres meses, pero este grupo ha apoyado las iniciativas que han llegado al Parlamento. No puedo hacer crítica en materia del acuerdo de investidura. [Vox] es un partido político ajeno al mío, y tienen prioridades y objetivos diferentes a los nuestros. No puedo calificar de desleal la actitud que ha tenido Vox”.

Moreno y Marín fijaron la votación de los presupuestos para después de las elecciones municipales, en el entorno del 1 de junio. “El objetivo fundamental de este gobierno es buscar un respaldo mayoritario del parlamento. Hay fuerzas políticas que tienen que tener madurez. Lo vamos a poder comprobar con la Ley de presupuestos, Ahí vamos a ver quién está por mejorar Andalucía y quién no. Esa va a ser la foto”.

Para la aprobación de las cuentas, Moreno amplió el foco más allá de Vox y reclamó a PSOE y Adelante Andalucía que se impliquen y negocien los presupuestos, lo cual se antoja harto complicado, a la vista de los acontecimientos, por lo que a Moreno solo le quedará Vox. El PP jamás apoyó un presupuesto en los 37  años de  gobiernos socialistas. “Lo que nos gustaría es que la mayoría de grupos representados apoyaran, negociaran y dialogaran sobre las leyes en los próximos meses. Abrir un horizonte de diálogo sincero entre todas las fuerzas políticas de Andalucía. Hay muchos aspectos donde podemos coincidir”, dijo el presidente. “No descartamos ni hacemos cordones sanitarios a nadie. Se habla con Adelante Andalucía y con PSOE”.

Limitación de mandatos

Cuando el periodista Antonio Morente quiso saber si la limitación de mandatos sería por el cargo o por la persona, es decir, si una persona cambia de cargo, eso da lugar a que empiece de nuevo la cuenta, el vicepresidente Juan Marín se permitió gastarle una broma al presidente, que este encajó con deportividad.

“Hoy soy vicepresidente. Si soy presidente, que lo seré dentro de 4 años, ahí terminará mi carrera política en esta administración”, ejemplificó Marín. Luego, le dijo a Moreno, entre risas: “Es una broma”. Moreno como tal se lo tomó, pero, por si acaso, respondió: “Eso ya lo veremos”. Luego, aclaró lo mismo que Marín: “Nadie va a estar más de ocho años [en el Gobierno]”.

El Consejo Consultivo de Andalucía, en un informe no vinculante elaborado la pasada legislatura, que contó con dos votos particulares, indicó que la limitación de mandatos debía de quedar recogida en el Estatuto de Autonomía. Sin embargo, el Gobierno no hará caso de este estudio. “En efecto, hay un informe del Consultivo que no es vinculante”, reconoció el vicepresidente Marín.

“Ya hay otras CCAA” que han aprobado la limitación por ley, agregó Marín, quien puso de ejemplo a Asturias y Extremadura, lugares en los que, manifestó, “el Tribunal Constitucional no se ha pronunciado en contra”. Por tanto, concluyó: “Iniciaremos cambios en la Ley e introduciremos una limitación de mandatos del presidente y los consejeros. Supongo que aquí tampoco tendremos un pronunciamiento en contra”, argumentó Marín.

El ejemplo de Marín no es exacto. Extremadura sí aprobó limitar los mandatos por ley. En Asturias, sin embargo, la reforma de la Ley del Presidente decayó por falta de apoyo parlamentario. Sin embargo, el Consejo Consultivo del Principado de Asturias, al contrario que el andaluz, sí avaló la viabilidad jurídica de la limitación legal del periodo de duración del mandato del Presidente sin necesidad de previa habilitación estatutaria. La casuística es amplia y, en efecto, no hay sentencia del Constitucional al respecto.

“La limitación de mandatos ofrecerá una mayor alternancia en el Gobierno de Andalucía. Cambian las personas, las ideas, los talantes y los proyectos”, dijo Moreno para defender la decisión.

Juanma Moreno y Juan Marín hacen balance de sus primeros cien días al frente del Gobierno de Andalucía. Europa Press

El cambio y la herencia recibida

Moreno y Marín defendieron que han cumplido con las 21 medidas que PP y Ciudadanos se habían propuesto ejecutar en sus primeros 100 días de Gobierno.  Aquí el acuerdo completo entre PP y Cs. “Se han ido cumpliendo las acciones que consideramos positivas para el conjunto de los andaluces. Somos un gobierno sólido, cohesionado. Un Gobierno que funciona. El cambio es que Andalucía funcione. El cambio funciona. Y lo demostramos todos los días. Llegamos a los 100 días con los deberes hechos. Y no es fácil. Puedo afirmar que somos un gobierno cumplidor”, dijo el presidente.

“Tenemos una buena hoja de presentación, aunque no tuvimos ni un solo día de cortesía parlamentaria, porque algunos decidieron rodear el Parlamento el día de la investidura del presidente. Esto da una clara idea de que este Gobierno cumple con los ciudadanos”, dijo Marín.

Sin embargo, en realidad, estas medidas no están definitivamente ejecutadas -ni siquiera las rebajas fiscales para quien mas tiene y quien más gana, porque dependen del refrendo de Vox en la Cámara-, aunque sí se han empezado a tramitar en su espíritu.

En un documento enviado a los medios de comunicación, en el que se recoge el detalle de las 21 medidas, el mismo Ejecutivo admite que una de las medidas está cumplida, pero no porque esté ejecutada, sino porque han cambiado de opinión al respecto.

Así, el punto 6 del acuerdo recoge lo siguiente: “Iniciaremos los trámites para aprobar un Proyecto de Ley de Despolitización de la Junta de Andalucía que garantice la profesionalidad, imparcialidad, responsabilidad y honestidad de todas las personas al servicio de las instituciones públicas andaluzas”. Y en el documento de la Junta se puede leer: “El Ejecutivo andaluz está aplicando medidas de despolitización en todos los ámbitos de la gestión de manera transversal, y ha considerado que para llevarla a cabo no es necesaria la elaboración de una ley específica”.

Moreno y Marín, en su balance, también arremetieron con dureza contra la gestión del Gobierno anterior. “Todo lo que he dicho cobra una mayor dimensión si tenemos en cuenta los obstáculos con los que nos hemos encontrado. Probablemente, podíamos haber hecho más cosas. Pero esas 21 medidas, se ha hecho teniendo el viento en contra, con un legado claramente negativo. Este Gobierno se ha encontrado con una situación delicada. 26.000 millones sin ejecutar, 3.000 millones en subvenciones sin justificar. Y una última cifra. 762 millones en condenas por mala gestión de un gobierno indolente. Nos hemos encontrado con medio millón, como si dijera toda la ciudad de Málaga, en lista de espera sanitaria. 34.000 personas en lista de espera para la dependencia”.

Preguntados si habían encontrado alguna cosa que llevar a los tribunales, el presidente dijo lo siguiente: “Si vemos una situación ilegal, lo trasladaremos a los juzgados para que se investigue. Sí hemos visto, con absoluta crudeza, que el Gobierno anterior era indolente, irresponsable y no se preocupaba por el día a día de la acción pública. [La falta de ejecución presupuestaria supone lo mismo que si] todos los días hubiéramos llenado un saco de billetes de 500 euros y los hubiéramos tirado a la calle. Han sido miles de millones de euros perdidos por culpa de un gobierno que se creyó que la Junta de Andalucía era suya”.

Moreno y Marín, por último, manifestaron una vez más que el objetivo de todas sus medidas es el empleo. “Para crear empleo, hace falta bajar los impuestos”, dijo Moreno, quien añadió que se habían encontrado 4.300 expedientes medioambientales paralizados desde hace 10 años. “Imagínese que usted quiere invertir y espera que ese expediente vea la luz. Tenemos 4.300 proyectos paralizados por la incapacidad de la anterior administración”.

Más noticias en Política y Sociedad