Público
Público

Los 23 pueblos vascos donde nadie vota al PP

En las pasadas elecciones generales, la formación conservadora no registró ningún voto en 16 de los 88 municipios guipuzcoanos. Tampoco logró ningún apoyo en otras siete localidades de Bizkaia. Se trata en todos los casos de sitios con alta presencia del euskera. "El PP está muy lejos de nuestro día a día", dice uno de los alcaldes.

Municipio de Orexa
Panorámica del municipio de Orexa, en Gipuzkoa. AYUNTAMIENTO DE OREXA

Mires donde mires ocurre lo mismo. No hay rastro de Carlos Iturgaiz en Orexa, un pueblo guipuzcoano de 121 habitantes censados. Ni carteles, ni megafonía, ni previsiblemente votos en las elecciones del próximo domingo: en este municipio no hay quien vote al PP. No lo hubo en las generales de noviembre pasado ni en ninguna otra que se tenga constancia. Ni en Orexa ni en otras dos decenas de localidades de Euskadi en los que los populares suelen quedarse sin ningún apoyo en las urnas.

"Para nosotros no es noticia, sino lo habitual", dice a Público el alcalde de Orexa y coordinador de EH Bildu en Gipuzkoa, Eneko Maioz. No en vano, el territorio guipuzcoano es uno de los más complicados para el PP: allí suele obtener, en términos generales, los peores resultados de todo el Estado.

Según datos cotejados por Público, en las últimas elecciones generales el PP se quedó con el contador a cero en 16 de los 88 municipios guipuzcoanos. En otras palabras, el 18% de los pueblos de esta provincia dieron la espalda de forma abrumadora a la candidatura de Pablo Casado, aunque esto no va de nombres. "Si mira los resultados de cualquier otra elección, verá que prácticamente en ninguno de esos 16 municipios de Gipuzkoa ha habido votos para el PP", afirma Maioz.

Los pueblos vascos donde el PP no recibe ni un solo apoyo son pequeños –oscilan entre los 121 habitantes de Orexa, los casi 600 de Errezil o los 1.700 de Ataun– y se encuentran fundamentalmente en la Gipuzkoa rural, una zona donde el nacionalismo vasco ha despertado siempre la simpatía de la mayoría de sus vecinos.

Son además zonas completamente vascófonas, como Beizama, Zerain o Elduain, otros tres municipios guipuzcoanos que figuran en esa lista de lugares recónditos para los conservadores. "Lo que ocurre es que el PP está muy lejos de nuestro día a día", explica por teléfono el alcalde de Orexa.

En el caso de Bizkaia, en las últimas elecciones generales el PP no recibió ningún voto en siete municipios –entre los que figuran Amoroto, Nabarniz o Murueta–, lo que supone el 6% de las localidades existentes en esa provincia. Hubo casos paradigmáticos como las localidades de Dima y Ea, en las cuales Vox –formación de escaso impacto electoral en Euskadi– logró quedar por encima del partido de Casado.

En Araba –el territorio de Euskadi donde los conservadores suelen obtener mayores índices de apoyo–, su peor resultado se registró en Zalduondo (186 habitantes): allí tuvo un solo voto. Su alcalde actual es de EH Bildu.

"En municipios con porcentaje de vascoparlantes es muy alto, el sentimiento nacional es predominantemente vasco. Ahí tiene muchos problemas el PP, porque niega la existencia de la identidad nacional vasca, y eso explica por qué no consigue ni un solo voto", afirma a Público Asier Blas, director del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco.

En tal sentido, este politólogo sostiene que "la variable explicativa principal" sobre el nulo apoyo al PP en esos 23 municipios vascos "tiene mucho que ver con el sentimiento identitario" de esas localidades y, a su vez, con el "grado de euskaldunización" existente en ellas.

Voto útil

Blas también cree que hay otra explicación: por un lado, el voto útil de derechas en esos municipios se decanta hacia el PNV, mientras que "el voto españolista lo hace por el PSOE". De hecho, en las elecciones generales de noviembre pasado hubo casos como Ataun, donde la formación socialista quedó en cuarto lugar con 31 votos (3,5%) y el PP noveno con cero voto, por detrás incluso de Por un Mundo Más Justo o Escaños en Blanco. Allí fue superado también por Ciudadanos, que recibió dos votos. De cara a las autonómicas del próximo domingo, el partido naranja va en coalición con el PP vasco.

"En esos municipios muy euskaldunes hay un sistema bipartidista: EH Bildu y el PNV. El resto son anecdóticos", afirma el director del Departamento de Ciencia Política de la UPV. En esa línea, destaca que "si se refuerza el eje izquierda-derecha pueden hacer alguna incursión Podemos o el PSE". Para los populares, en cambio, el panorama resulta sumamente complicado. "No es fácil entender posiciones como las del PP en un pueblo tan pequeño, sobre todo en Gipuzkoa", añade el alcalde de Orexa.

Más noticias de Política y Sociedad