Público
Público

EUSKADI Iturgaiz se aferra al discurso más ultra del PP: recurrió 34 veces a ETA, Bildu y Otegi en plena pandemia

El candidato de la coalición PP-Ciudadanos en Euskadi busca retener a posibles votantes de Vox en las elecciones autonómicas del próximo 12 de julio. Se impone así al sector foralista del Partido Popular vasco, hoy de capa caída.

Iturgaiz EFE
El candidato de la coalición PP-Ciudadanos, Carlos Iturgaiz. EFE

Un duro entre los duros. Un clásico del PP de otros tiempos que resiste, precisamente, el paso del tiempo. Casi diez años después del final de la violencia de ETA, el candidato a lehendakari de PP y Ciudadanos, Carlos Iturgaiz, ha recurrido a esas siglas en más de 30 ocasiones durante los últimos tres meses. Ni la emergencia sanitaria ni el estado de alarma le han hecho modificar su discurso tradicional, lo cual no termina de convencer a sus compañeros de partido.

"Mire, ¿sabe cuál es la diferencia entre Sánchez y yo, entre el actual PSE y el PP?", preguntaba –sin esperar una respuesta– el candidato del PP vasco en una entrevista publicada en el Diario de Burgos allá por el 15 de marzo, justo un día después de que el presidente del Gobierno decretase el estado de alarma. "Que nosotros sí sabemos quién es Arnaldo Otegi. Sabemos quién es, qué ha hecho, a quiénes ha aplaudido y a los funerales a los que nunca ha ido", continuó.

Desde aquella entrevista y hasta el momento en el que se redactaba esta crónica, Iturgaiz había vuelto a apelar a ETA, Otegi, Bildu o los "proetarras" –otro de sus términos favoritos– en 34 ocasiones. Así lo ha comprobado Público mediante un repaso de entrevistas, discursos, artículos de opinión y mensajes lanzados desde su cuenta personal de Twitter.

En el caso concreto de Bildu, partido con el que el PP vasco ha firmado al menos una decena de enmiendas en el Parlamento autonómico, Iturgaiz ha empleado diferentes términos. "Verdugos de las víctimas", les denominó en un mensaje en las redes sociales publicado el 25 de marzo, en el que hacía referencia al acuerdo alcanzado en la localidad navarra de Estella con dos concejales expulsados del PSN que dieron la alcaldía a la coalición abertzale.

Apelando al tradicional "Todo es ETA", a comienzos de abril afirmaba en otro mensaje en Twitter que el Gobierno de Sánchez tenía "socios golpistas y proetarras" que buscaban "despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España". Por esas mismas fechas acusó al presidente de humillarse "ante podemitas, golpistas y proetarras".

"Iturgaiz siempre ha hecho política hablando contra ETA y contra la izquierda abertzale"

"Iturgaiz se construyó como político en los años noventa y principios del siglo XXI, cuando fue líder del PP en Euskadi. Su elemento discursivo principal fue siempre el elemento anti-ETA", apunta a Público Asier Blas, director del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco. En tal sentido, señala que el ahora candidato del PP "siempre ha hecho política –subraya– hablando contra ETA y contra la izquierda abertzale", por lo que ahora construye su discurso "como sabe y como ha aprendido".

Precisamente, Blas cree que Casado eligió a este veterano dirigente como candidato a lehendakari a sabiendas de que hará política "con claves de hace 20 años", lo que busca evitar una fuga de votos hacia Vox.

En ese contexto, hubo una intervención de Iturgaiz que pasó prácticamente desapercibida: el 5 de mayo, el candidato de PP y Ciudadanos en Euskadi mantuvo un diálogo online con Eugenio Narbaiza, responsable del medio "El Diestro", un digital de derechas en el que se publicaron artículos contra la exhumación del dictador Francisco Franco.

"En una tierra española que es el País Vasco había un grupo terrorista que era ETA con un brazo político que se llamó Batasuna, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Bildu... los mismos perros con diferentes collares. Ese mundo quería que desapareciéramos de la faz de la tierra", sostuvo durante una entrevista que duró 36 minutos y en la que recibió numerosos elogios por parte del presentador.

Allí habló, principalmente, de tres temas: ETA y sus "herederos", la tragedia del vertedero de Zaldibar –un elemento que también ha estado presente de forma habitual en sus discursos, al punto que llegó a sugerir que si este caso hubiese tenido lugar en una comunidad gobernada por el PP habría tenido un tratamiento mediático diferente– y la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno Vasco.

Para Mario Zubiaga, profesor de Ciencia Política en la Universidad del País Vasco (UPV), detrás de esas declaraciones de Iturgaiz subyace un "debate histórico" en el PP vasco "entre la línea más foralista", representada por el defenestrado Alfonso Alonso, y una línea "más aznarista, ahora dominante". "Hay una tensión que no se ha resuelto entre las líneas más foralistas y las neoaznaristas", destaca Zubiaga.

"Socialcomunistas"

A la hora de referirse al Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, Iturgaiz recurrió en la entrevista con "El Diestro" al término "socialcomunista", empleado también en otras ocasiones durante estos últimos meses. Pronosticó también que habrá elecciones generales anticipadas y auguró que entonces la ciudadanía diga "hasta aquí hemos llegado a un gobierno del Frente Popular", otro de sus adjetivos preferidos para referirse al Ejecutivo de Sánchez.

También aprovechó la campaña lanzada por escindidos de la izquierda abertzale en torno a la huelga de hambre del preso Patxi Ruiz para atacar a Bildu. "Pedir a Bildu, como hacen algunos, que condene este rebrote de la violencia callejera es como pedir al escorpión que deje de picar", afirmó en Twitter. "Condenar no está en el vocabulario de ese partido antidemocrático, brazo político de terroristas, porque sus huestes están detrás de estos actos", añadió.

Al calor de esos hechos, llegó a afirmar que "la respuesta de Pedro Sánchez" al ataque con pintura que se registró en el portal donde vive Idoia Mendia, secretaria general del PSE, no fue otra que "pactar con los proetarras de Bildu y blanquear a Otegi". "El futuro de Sánchez es Otegi", lanzó el 22 de mayo.

"Pablo Iglesias se paseaba por las herriko tabernas"

En ese contexto, Iturgaiz se ha convertido en uno de los escasísimos políticos que apoyó la intervención de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, cuando llamó "terrorista" al padre de Pablo Iglesias. "Aquí conocemos muy bien a Pablo Iglesias porque se paseaba por las herriko tabernas haciendo loas a los proetarras", afirmó entonces.

En sus últimas entrevistas, ofrecidas ya en plena desescalada, el candidato conservador ha insistido en las acusaciones contra el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, al que ha intentado vincular en reiteradas ocasiones con Bildu, y a Bildu con ETA.

La única bandera

Con esas declaraciones a la vista, tanto Blas como Zubiaga pronostican que el PP vasco no saldrá bien parado en las elecciones del próximo 12 de julio. "No creo que tenga gran éxito electoral, porque no tiene espacio político. La única bandera que le queda es la antiterrorista, que no creo que arrastre ya a grandes masas y que está viviendo del pasado", afirmó Zubiaga.

Por su parte, Blas sostiene que el PP "ha renunciado a expandirse en Euskadi desde el punto de vista electoral porque para ello necesita un discurso menos beligerante con el nacionalismo, más moderado, algo que no se ha dado a nivel estatal". No en vano, Iturgaiz sigue instalado en la línea más dura. 

Más noticias de Política y Sociedad