Público
Público

Abascal convoca una rueda de prensa en Sevilla y la transforma en un mitin que lleva a la Policía a intervenir

Los agentes acordonan la Plaza Nueva de Sevilla para evitar escenas como las de Murcia en plena pandemia. Unas 200 personas arropan al presidente de Vox, que garantiza estabilidad a Moreno. Susana Díaz lo acusa de ser un "irresponsable" y de poner vidas "en riesgo" solo para decirle al presidente que "él manda" en Andalucía.

Santiago Abascal, este miércoles en Sevilla
Santiago Abascal, este miércoles en Sevilla. EP / María José López

En plena pandemia del coronavirus, el presidente de Vox, Santiago Abascal, se plantó en Sevilla en la Plaza Nueva y trató de convertir una convocatoria a medios de comunicación en un mitin con la participación de centenares de personas. La Policía nacional, para evitar que sucediera lo que en Murcia hace unos días, impidió que el asunto se fuera de las manos y acordonó la plaza. Esto provocó la reacción de Abascal, que acusó al Gobierno de dar órdenes "ilegales a la Policía", y de los suyos, que se movilizaron en las redes sociales. Finalmente, unas 200 personas arroparon a líder ultra en su comparecencia ante los medios, según Europa Press.

En lo político, Abascal, de quien depende la estabilidad del Gobierno andaluz, ha garantizado al presidente Juanma Moreno que la tendrá. El presidente del PP, querido dejar claro que Vox no quería plantear "una exigencia" de adelanto electoral a Moreno, sino que "reflexione" sobre la conveniencia de dar ese paso, debido a que no se fía de Ciudadanos, el socio de Gobierno del PP.

Abascal defendió que Vox está en Andalucía "para dar estabilidad" al Gobierno de Moreno, a quien insistió en pedir que reflexione acerca de "si en estos momentos la continuidad del cambio está garantizada en Andalucía", y que "los andaluces puedan disfrutar cuatro años más como mínimo sin ser gobernados por los socialistas" y que éstos "vuelvan a ser derrotados cuando se les devuelva la palabra" a los ciudadanos en las urnas.

"Vox no es un problema para la estabilidad en Andalucía; el problema es uno de los socios del gobierno, el puñal naranja, Ciudadanos, que se ha convertido en un partido imprevisible", aseguró Abascal.

Vidas en peligro

Por su parte, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, acusó a Abascal de "poner en peligro vidas humanas" con el acto de este miércoles en la Plaza Nueva de Sevilla, y le reprochó su "irresponsabilidad" al convocar "solo, exclusivamente para decirle" al presidente de la Junta, Juanma Moreno, "que él manda aquí”.

"Ahora viene un dirigente de Madrid a hacer un acto, en medio de la calle, concentrando a la gente y solo para decirle al Gobierno andaluz que él manda aquí, que son un gobierno débil", dijo Díaz. "Los ciudadanos tienen que estar perplejos este espectáculo".

"No se pueden hacer estas cosas, no se puede concentrar de manera irresponsable a la gente, poniéndola en peligro máxime cuando les estamos diciendo que tienen que guardar las medidas de seguridad, que no pueden entrar en determinados espacios, al comercio y a la hostelería que no puede haber más de cuatro o seis personas por mesa en exterior, y hay autónomos que llevan meses cerrados, hoteles, gente que lo está pasando muy mal", criticó.
"Es muy feo todo, un espectáculo que tiene de todo menos sentido común", remachó Díaz.

Insultos a los periodistas tras sus intervenciones

Entre las preguntas de los medios, destacó una realizada por Marta Maldonado, periodista del periódico La Razón. La comunicadora reprochó a Abascal sobre que la rueda de prensa convocada se había convertido en un mitin político. Asimismo, la periodista achacó que esto repercutía en las nulas distancias de seguridad contra la covid-19 que se estaban dando en el acto. La mujer, tras su pregunta, fue insultada entre gritos de los asistentes. 

Maldonado ha denunciado en Twitter, con un vídeo de su intervención, que el  acto en Sevilla "ha sido un mitin político, con público y en pandemia, disfrazado de rueda de prensa". Asimismo, ha denunciado los gritos que han soportado los reporteros que asistieron al evento por parte del público. 

La periodista no ha sido la única, la Asociación de la Prensa de Sevilla ha emitido un comunicado en el que "rechaza y considera inaceptable que Vox haya usado a los medios de comunicación y a los periodistas de Sevilla para enmascarar la celebración de un acto público" en una plaza del centro de la capital andaluza en el que, además, "se han incumplido todas las normas de seguridad en materia del covid-19".

Asimismo, condena y rechaza el comportamiento de numerosos participantes en el acto que han insultado gravemente a los profesionales del periodismo. "La APS, igualmente, condena y rechaza los intolerables y graves insultos y hostigamientos que han sufrido algunos periodistas durante ese acto", ha comunicado la asociación, que hace un llamamiento a llamamiento a los directores y a los responsables de los medios de comunicación "para que no manden a periodistas, cámaras y fotógrafos a falsas ruedas de prensa en las que, además, se incumplen las mínimas medidas de seguridad". 

Más noticias de Política y Sociedad