Público
Público

Estado aconfesional El Gobierno de Rajoy gastó 13.000 euros en la participación de las Fuerzas Armadas en procesiones y actos de Semana Santa

La Constitución establece que España es un Estado aconfesional. Sin embargo, el anterior Ejecutivo financió con dietas, alojamiento, manutención y desplazamiento la participación de militares en más de 200 actos religiosos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Procesión del Cristo de la Buena Muerte en Málaga.- EFE

España es un Estado aconfesional. Sin embargo, el Gobierno del PP financió la participación voluntaria de las Fuerzas Armadas en más de 200 actos institucionales y religiosos celebrados en Semana Santa. Un coste que ascendió a los 13.372 euros entre dietas, alojamientos, manutenciones y desplazamientos.

Un dato más que muestra cómo la Semana Santa hace saltar por los aires la confesionalidad. Este año esto tuvo aún más peso cuando se conoció el alto número de actos en los que participarían miembros de las Fuerzas Armadas y que la bandera nacional volvería a ondear a media asta desde el Jueves Santo hasta el domingo de Resurrección en todas las unidades, bases, acuartelamientos militares, así como en la sede central del Ministerio de Defensa y las delegaciones territoriales. Además, hasta cuatro miembros del Gobierno participaron en actos religiosos de Málaga y el Ejecutivo concedió cinco indultos a petición de las cofradías, que se suman a los 74 de los últimos cinco años.

El actual Gobierno socialista explica el gasto que hizo el PP en una respuesta escrita en el Senado a la que ha tenido acceso Público. La pregunta la registró el pasado septiembre Joan Comorera, senador de Unidos Podemos - En Comú Podem - En Marea. De los 13,723 euros de gasto total, 3.367,88 fueron destinados para la Unidad Militar de Emergencias de las Fuerzas Armadas, 8.935,62 para el Ejército de Tierra, 191,75 para el Ejército del Aire y 877 para la Armada.

"La presencia de servidores públicos y efectivos de las Fuerzas Armadas en procesiones y actos religiosos compromete la neutralidad del Estado y es un dispendio de recursos públicos injustificable en el contexto de crisis y precariedad que vive nuestro país", señala Comorera a Público tras la respuesta del Gobierno.

Las cifras del propio ministerio de Defensa fueron las que establecieron la participación de voluntarios en los más de 200 actos de Semana Santa. El más simbólico fue el desembarco de la Legión en Málaga para custodiar el Cristo de la Buena Muerte. Un acto financiado con dinero público y transmitido en directo por Televisión Española con la asistencia de cuatro ministros: María Dolores de Cospedal, Juan Ignacio Zoido, Iñigo Méndez de Vigo y Rafael Catalá.

La presencia de todos estos militares es voluntaria. Así se recogió en 2010, en un decreto de la entonces ministra de defensa, Carmen Chacón, que reconoce el derecho de los militares al ejercicio de su libertad religiosa pero aclara que la asistencia y participación en los actos tendrá un carácter voluntario. Sin embargo, el carácter voluntario no ha evitado que se financie la presencia de servidores públicos en actos claramente religiosos, comprometiendo la imparcialidad del Estado. 

Más noticias en Política y Sociedad