Público
Público

La administración vasca soporta la temporalidad laboral más alta de Europa: "Hay gente que lleva así 30 años"

Un nuevo sindicato de personal interino reclama la aprobación de una proposición de ley que ponga fin a esta situación. ELA, la organización mayoritaria, denuncia por su parte una práctica "abusiva" del empleo temporal. El Gobierno de Iñigo Urkullu promete que en las próximas semanas dará pasos para corregir esta situación.

Iñigo Urkullu
El lehendakari, Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo. Javier Etxezarreta / EFE

El ranking de la temporalidad en la administración pública tiene reservado un lugar para Euskadi en lo más alto de la tabla. Según datos oficiales que manejan distintas organizaciones sindicales, la Comunidad Autónoma Vasca tiene los niveles más potentes de interinidad en el ámbito de la administración, lo que le coloca porcentualmente en el primer lugar de la lista a nivel del Estado y, según el sindicato ELA –mayoritario en Euskadi–, también de Europa.

"Somos personas que hemos accedido a la administración pública hace tres, cinco, diez o 30 años", es la autodefinición que mejor encuentra Juan Luis Ronco, secretario general del primer sindicato creado en Euskadi para denunciar, precisamente, esa larga vida de inestabilidad laboral: la organización se llama Interinok Taldea, se fundó hace algo menos de un año y ya cuenta con delegados.

Esta semana, el sindicato de Interinos de la administración vasca se ha estrenado en otro escenario que hasta ahora no conocía: el Parlamento Vasco. Sus representantes estuvieron el lunes en la Comisión de Instituciones y Gobernanza Pública, donde defendieron la presentación de una proposición de ley que ponga fin a los altos niveles de temporalidad que se registran en el ámbito público de Euskadi: según sus datos, en el conjunto de las administraciones vascas –lo que incluye tanto al gobierno autonómico como a diputaciones y ayuntamientos– "hay una tasa de temporalidad que afecta a 58.700 personas".

De acuerdo a los últimos datos disponibles del Instituto Nacional del Estadística (INE), la temporalidad alcanza al 39,1% del total de asalariados del sector público en esta comunidad. Detrás está Navarra con un 38,4%, Cantabria (38%), Extremadura (35,1%) y Canarias (33,6%).

En tal sentido, Interinok Taldea subraya que en la sede central del Gobierno Vasco ese porcentaje sube hasta el 61,8%. "En definitiva, este personal temporal es el que ha soportado y viene soportando el peso del servicio público vasco", afirma.

La media de edad de una interina o interino en el Gobierno Vasco es de 52 años

Este sindicato remarca además que "el 89% del personal interino del Gobierno Vasco tiene una antigüedad de más de tres años; la media de edad de una interina o interino en el Gobierno Vasco es de 52 años; y el 62% de este personal en los servicios centrales del Gobierno Vasco, en Lakua, es mujer mayor de 50 años".

Interinok Taldea sostiene que esta situación se debe a que "el Gobierno Vasco lleva diez, 20 o 30 años, dependiendo de los cuerpos, sin convocar ninguna oferta de empleo público, incumpliendo el plazo máximo de dos años legalmente fijado". "Esto ha supuesto que la mayor parte del personal interino ni siquiera haya tenido la opción de 'regularizar' su situación laboral", denuncia el sindicato. En un escrito llevado al Parlamento Vasco, Interinok destaca precisamente las situaciones de "precariedad" laboral" que implican estas cifras.

Cuatro de cada diez trabajadores que dependen del Gobierno Vasco son temporales

En un informe proporcionado a Público, el sindicato ELA ofrece una radiografía de esa realidad. Entre otras cosas, destaca que cuatro de cada diez trabajadores que dependen del Gobierno Vasco son temporales. "Este dato es el más alto de todo el Estado y de Europa", subraya, remarcando que se ubica "aproximadamente 17 puntos por encima del sector privado". "La temporalidad del sector privado es del 23 % mientras en el ámbito del Gobierno Vasco es del 40%", añade.

"Decisión política"

El responsable de la Federación de Servicios Públicos de ELA, Igor Eizagirre, sostiene que la situación actual en Euskadi "es consecuencia de una decisión política de apostar por la precariedad y la utilización sistemática y abusiva del empleo temporal para cubrir necesidades estructurales, como paso previo para privatizar los servicios públicos".

"Muchos trabajadores públicos se jubilan siendo temporales"

ELA destaca en su informe que la temporalidad en Educación del País Vasco llega al 41%, mientras que en Osakidetza (el Servicio Vasco de Salud) alcanza el 44%. "Miles y miles de trabajadoras y trabajadores que se han jugado literalmente la vida en esta crisis sanitaria tienen un contrato temporal. La situación es tan grave que muchas y muchos trabajadores públicos se jubilan siendo temporales", subraya Eizaguirre.

En ese contexto, Interinok se aferra a una sentencia del Tribunal Justicia de la Unión Europea (TJUE) de marzo pasado, mediante la cual se estableció precisamente que "el abuso se produce cuando se destina a empleados públicos temporales a atender necesidades que no son provisionales, esporádicas, puntuales, excepcionales o coyunturales, sino que son ordinarias, estables y permanentes". "En la Administración General vasca hay servicios en los que el 100% de sus trabajadores son interinos –destaca el nuevo sindicato– cuando la UE establece el límite máximo en un 8%".

"Garantía jurídica"

Fuentes del Gobierno Vasco admitieron que "algo más del 50% de la plantilla de la Administración General está en situación de interinidad", aunque remarcaron el Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno "se ha marcado como objetivo poner fin a las altas tasas de interinidad entre el personal, ante las que es necesario ofrecer una solución que facilite la consolidación de estas plazas, pues actualmente dicho personal aporta experiencia y conocimiento de los que no podemos prescindir". "Este es un reto al que debemos dar respuesta bajo el paraguas de normativas que permitan afrontarlo con absoluta garantía jurídica", subrayaron.

En este sentido, aseguraron que "se está trabajando por impulsar la reforma de la Ley de Cuerpos y Escalas, cuyo anteproyecto será aprobado, previsiblemente, el próximo 1 de diciembre por el Consejo de Gobierno". "Esta norma servirá para actualizar la ordenación y estructuración de los recursos humanos de la Administración General de Euskadi y los organismos del Gobierno Vasco", remarcaron. Del mismo modo, consideraron que "la Ley vasca de Empleo Público allanará el objetivo de la consolidación laboral ya que regula la función pública y ordena y desarrolla los instrumentos de gestión del empleo público vasco".

Más noticias de Política y Sociedad