Público
Público

Estado de alerta Qué abre y qué no en España tras el estado de alarma decretado por el Gobierno

Quedarán cerrados hasta nuevo aviso más de 300.000 negocios hosteleros.

Varios clientes de un bar en Ourense siguen la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que ha anunciado que a partir de este sábado se decretará el estado de alarma. EFE/Brais Lorenzo
Varios clientes de un bar en Ourense siguen la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que ha anunciado que a partir de este sábado se decretará el estado de alarma. EFE/Brais Lorenzo

público

Tras el anuncio de las medidas decretadas por el estado de alarma, el Gobierno de Pedro Sánchez quiso específicar qué locales podrían seguir abiertos, y por tanto, los puntos a los que los ciudadanos sí podrán acudir durante este confinamiento.

A dichos comercios solo se puede acudir individualmente (salvo que se tenga movilidad reducida), y siempre y cuando se permanezca en ellos el tiempo "estrictamente necesario", evitando aglomeraciones y manteniendo la distancia de seguridad de un metro al menos.

Se trata de establecimientos de alimentos, bebidas, productos y bienes de primera necesidad; farmacias; locales de suministros médicos; ópticas; comercios de productos ortopédicos e higiénicos; prensa; combustible; estancos; comercios de productos tecnológicos y de telecomunicaciones; tiendas de alimentos para animales de compañía; tintorerías; peluquerías; y comercio por internet, telefónico o por correspondencia.

Una de las cuestiones que más ha llamado la atención es que pese a cerrar más de 300.000 bares y restaurantes, las peluquerías seguirán abiertas. Por otro lado, la lista de establecimientos cerrados y actividades prohibidas es considerable, empezando por la suspensión de la actividad educativa en todas las etapas, y siguiendo por la clausura de los más de todos los negocios hosteleros.

Los negocios y locales cuya apertura se suspende son: museos, archivos y bibliotecas; bares; restaurantes; discotecas; instalaciones culturales y de ocio; recintos deportivos; parques de atracciones; auditorios. Están canceladas las verbenas, fiestas populares y desfiles, así como las manifestaciones folclóricas en recintos abiertos y vías públicas.

Se imponen también restricciones a los lugares de culto: no se prohíbe asistir a Iglesias, tampoco a ceremonias civiles o religiosas, incluidas las fúnebres, pero necesariamente deberán evitarse las aglomeraciones y garantizarse la distancia de seguridad de un metro.