Público
Público

Andalucía La negativa de Ciudadanos a "vincularse" con Vox mata el presupuesto de Andalucía

Vox mantiene el jaque al Gobierno andaluz y arremete contra Cs: “¿Pretende estar cuatro años sacando presupuestos sin querer vincularse con nosotros?”. Cs replica a los ultras que “8 millones de andaluces valen más que la alcaldía de Madrid y la Comunidad de Madrid” y “si quieren una foto, que vayan a un estudio fotográfico”

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El portavoz del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, muestra la enmienda a la totalidad de los presupuestos andaluces. / EFE - JOSÉ MANUEL VIDAL

Vox presentó esta mañana su enmienda a la totalidad del presupuesto de la Junta de Andalucía, lo que, unida a las que han registrado también el PSOE y Adelante Andalucía, causará, salvo que se produzca una marcha atrás, la devolución de las cuentas al Gobierno.

Así, el jaque de Vox se mantiene y, salvo que Ciudadanos se mueva hacia el partido ultra y acceda a sentarse con ellos a negociar, tiene pinta de que el veto se mantendrá hasta el final. De momento, los presupuestos, debido, sobre todo, a las tensiones entre Ciudadanos y Vox, están muertos. Tres de sus diputados -Alejandro Hernández, el portavoz, Manuel Gavira, y Rodrigo Alonso- comparecieron ante la prensa para explicar las razones de un no que deja al Ejecutivo andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, en el alambre. Los parlamentarios de Vox fueron muy claros en sus mensajes, que se pueden dividir en dos.

Por un lado, manifestaron que un problema de la mayor importancia era “un partido que recela en sentarse a negociar”, en referencia a Ciudadanos. El diputado Manuel Gavira, tal vez, fue quien mejor resumió esta situación: “¿Qué va a pretender Ciudadanos Andalucía? ¿Estar cuatro años sacando presupuestos sin contar con el apoyo de Vox? ¿Sin querer vincularse? Eso es imposible”. Después de esta frase, el portavoz, Alejandro Hernández, quiso puntualizar: “Aprobaremos los presupuestos de un gobierno en su conjunto. Ese es el punto clave de la cuestión”.

Y, por otro lado, Vox criticó que “los presupuestos son un calco de los presupuestos de 2018 -los que apoyaron PSOE y Ciudadanos-. Eso es lo que es el teatro”. “Hay que cumplir los acuerdos previos. Que se cumplan los acuerdos que hemos firmado con el PP. Las responsabilidades de que salgan o no salgan no dependen de los 12 diputados de Vox, sino de la irresponsabilidad [del Gobierno] en su conjunto. La responsabilidad la tiene el Gobierno. No la tiene Vox. Ellos en diciembre sabían que necesitaban a Vox”, manifestaron los representantes de Vox.

El próximo día 12 de junio se produce en la Cámara el debate de totalidad. Hasta ese momento, Vox puede levantar la enmienda, lo que despejaría el camino a la aprobación de las cuentas. Si no lo hace y tumba las cuentas, las primeras que presenta el primer Gobierno no socialista en la historia de la Junta de Andalucía, metería al Ejecutivo que preside Juanma Moreno en un lío de entidad. Un gobierno sin presupuestos es un gobierno sin rumbo, sin proyecto.

La alianza de PP y Ciudadanos en la Comunidad quedaría en una situación de franca debilidad, probablemente, hasta el otoño, cuando se abre la ventana para que el presidente pueda convocar elecciones -hasta entonces, hasta octubre, se lo impide el Estatuto- si no logra tampoco cerrar las cuentas de 2020. Con esta decisión, que no implicaría en este momento la caída automática del Gobierno, debido a ese paraguas normativo, Vox lanza, eso sí, un mensaje de firmeza en Madrid.

Ciudadanos se mantiene firme

También Ciudadanos se mantuvo firme en sus posiciones. El portavoz parlamentario, Sergio Romero, en una, por momentos, tensa rueda de prensa, fue, igual que Vox, muy claro en los mensajes. “Agradecemos a Vox la importancia que les están dando a Ciudadanos, pero los presupuestos de la Junta no los elabora un partido. Los elabora un gobierno”, dijo. “Los presupuestos no son de un partido. Son de un Gobierno”, agregó.

“Contactos sí ha habido por parte del Gobierno con todos los grupos de la oposición. ¿Quién ha sido? El consejero de Hacienda, el señor Bravo (PP). No se trata de canjear un presupuesto por una foto. Hay que tener un poquito más de tino, de centrarse y saber que estamos jugando con el futuro”, dijo Romero.

“Cada acción en política tiene sus consecuencias. Vamos a hablar de política autonómica y no de estrategia nacional. Para algunos partidos vale más la alcaldía de Madrid que 8 millones de andaluces. Y para mí, 8 millones de andaluces valen mas que la alcaldesa de Madrid y la Comunidad de Madrid. Bajemos la política a nuestra comunidad. Yo estoy aquí como diputado autonómico”. Y, por último: “Si quieren una foto, que vayan a un estudio de fotografía”.

Vox es un partido en este momento de autor, al igual que lo es también Ciudadanos, aunque este haya ido ganando voces -y también ruido interno- y matices a medida que ha ido creciendo. El autor de Vox se llama Santiago Abascal. Y Abascal está enfrascado en una negociación de manera directa con el PP y, en la distancia con Ciudadanos, para decidir numerosas alcaldías y gobiernos autonómicos a lo largo y ancho del país, singularmente en Madrid. Esta, la negativa de Ciudadanos, no solo en Andalucía, a acercarse al partido de ultraderecha es una de las claves fundamentales que explican el rechazo de Vox a los presupuestos.

¿Y el PP, que está en medio, y que es el más interesado en mantener el status quo, qué dice? Que “el Gobierno tiene que hacer todo el esfuerzo". "Cada uno tiene que hacer el esfuerzo. Hacer todo lo que esté en nuestra mano para sacar adelante los presupuestos”.

Más noticias en Política y Sociedad