Público
Público

La Audiencia Nacional permite los actos de bienvenida a Otegi pero ordena vigilarlos

El juez dice que las bienvenidas previstas son "plurales" y que prohibirlas atenta contra los derechos de reunión y manifestación

Miles de personas piden en San Sebastián la libertad de Otegi el pasado mes de octubre. EFE

EUROPA PRESS

MADRID.-El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco no ha prohibido la celebración de tres actos previstos para dar la bienvenida al exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegui tras su excarcelación, aunque ha ordenado a la Policía Autónoma y a la Delegación de Gobierno en el País Vasco que vigilen su desarrollo para evitar la comisión de delitos de enaltecimiento del terrorismo.

El magistrado ha permitido así los actos que tendrán lugar mañana a las puertas de la cárcel de Logroño y en su pueblo natal de Elgoibar (Guipúzcoa). También el previsto para el día 5 en el velódromo de Anoeta, en San Sebastián. Considera que debe garantizarse "el ejercicio de un derecho fundamental como es el de reunión y manifestación".

El exportavoz de Batasuna abandonará la prisión tras cumplir la condena impuesta en septiembre de 2011 por la Audiencia Nacional a diez años de cárcel por un delito de integración en organización terrorista al intentar reconstruir Batasuna bajo la dirección de ETA. En mayo del año siguiente, el Tribunal Supremo rebajó la pena a seis años y medio de prisión e inhabilitación especial al retirarle la condición de dirigente de la banda.

El Tribunal Supremo condenó a Otegi y otros dirigentes 'abertzales', como el exsecretario general del sindicato LAB Rafael Díez de Usabiaga por la refundación de la mesa nacional de Batasuna en el denominado "caso Bateragune".

Otegi, de 57 años, había sido condenado anteriormente por otros delitos como el de enaltecimiento del terrorismo e injurias al Rey por los que ya cumplió 15 meses en prisión entre 2007 y 2008.

Junto con Usabiaga, Otegi está considerado autor del documento de la izquierda abertzale en el que se abogaba por las vías "exclusivamente políticas" para encontrar una solución pacífica a la situación del País Vasco.

ETA anunció en octubre de 2011 el fin de su actividad armada en busca de un País Vasco independiente después de más de 40 años de atentados que causaron unos 850 muertos, pero el Gobierno español exige su disolución unilateral y se ha negado a negociar con la banda aspectos como el de las políticas de reinserción.

 Por su parte, Velasco, en un auto hecho público este lunes, sigue el criterio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que se pronunció en este sentido después de que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) solicitaran la prohibición de los actos.

A las puertas de la cárcel de Logroño habrá una recepción, mientras que en la localidad natal del exportavoz de la ilegalizada Batasuna se celebrará un "festival por su libertad" con bertzolaris, txaraparlis y música. En el Velódromo de Anoeta, escenario de algunos de sus discusos más conocidos, Otegi se dirigirá a los presentes bajo el lema 'Liberación de Otegi, liberación de todos'.

Convocatorias "plurales"

El magistrado destaca que los informes policiales apuntan a que los tres actos son convocatorias "plurales de diversos ámbitos" y que nadie ha manifestado su intención de convertirlos en actos que ensalcen o recuerden a actividades terrorista o miembros de ETA.

El acto del exterior de la prisión está organizado por Sortu "con fines estrictamente políticos" mientras que el de Elgoibar ha sido iniciativa de la plataforma ciudadana Arnaldo Libre, que "no está asociada a partido político alguno". En cuanto al Velódromo, el auto pone de manifiesto que han anunciado su asistencia "desde actrices, bertzolaris, ciclistas, pelotaris, cantantes o periodistas hasta diputados de EH-Bildu".